25 de abril de 2019

Review: Belzebubs - Pantheon of the Nightside Gods

A muchos nos pilla casi por sorpresa que la tira cómica Belzebubs, creada por el finlandés J.P. Ahonen como un trve cvlt docvmentary, se haya convertido en un LP de casi una hora de duración. "Blackened Call" estaba gracioso y era una buena pieza de black melódico, pero quien iba a imaginar que Pantheon of the Nightside Gods iba a ser tan bueno?

Belzebubs - Pantheon of the Nightside Gods

Hubbath (voces y bajo), Sløth (rítmica, voz), Obesyx (guitarra solista) y Samaël (batería) forman un cuarteto virtual cuyas principales influencias son Dissection -y sus imitadores Naglfar-, Dimmu Borgir, Immortal... La cosa va de black y death melódico, pero similitudes aparte lo bueno de Pantheon on the Nightside Gods -Efectivamente, también hay influencia Emperor- está cargado de temas de calidad y no hay ni un minuto de relleno.

"Cathedrals of Mourning" mezcla perfecta entre el "Mourning Palace" de Dimmu Borgir y Dissection. El fanservice con los primeros es patente en casi toda la totalidad del disco, destacando este corte inicial y también "The Werewolf Bride", casi al final, evocando Spiritual Black Dimensions. Lo que ganamos son temas muy bien escritos y además en el caso del primero un impresionante solo de guitarra que, con respeto de los noruegos, no hemos ni escucharemos nunca en un disco de Dimmu Borgir.


La guitarra solista de Obesyx (el gordito de la foto) destaca en la mayoría de temas y nos hace preguntarnos quien se encuentra detrás del dibujo. Lo mismo se aplica al resto de elementos y también, muy importante, en la producción. La producción destaca por su nitidez pero sin tener ese sonido vacío y hueco de muchos LPs actuales. Aunque hablamos de una banda virtual, irónicamente aquí todo es auténtico. La mezcla y master son de Dan Swanö, que se está hinchando a firmar discos de alta calidad este año con ejemplos como Prokopton de los franceses Aephanemer.

Los primeros temas nos dan un cierto feeling a Immortal y Emperor, clichés del género que utilizan los propios Belzebubs como imagen, y es que mucho hay de ellos en temas como "The Faustian Alchemist". Un drumming, voces y estilo que además evocan a Amon Amarth, aunque superándolos con creces. Energía pura en un corte que como casi todo el disco añade mucha instrumentación y se construye en los armónicos de las guitarras de Sloth. Impresionante solo tras el cambio de ritmo. Y tras el sencillo "Blackened Call", llega la mejor parte de un disco que ya nos estaba encantando.


"Acheron" es un tema de ¡siete minutos y medio! de duración centrado en una base atmosférica que suena muy a Insomnium o a Wintersun. Cambios de ritmo y doble bombo en uno de los cortes más interesantes del disco, aunque también el aperitivo de lo que está por llegar.

Más adelante "Dark Mother" llega a los 9 minutos, sumando otros 5 con su inseparable introducción "The Crowned Daughters". De nuevo estamos ante la mezcla perfecta de material y el mood que podríamos sacar de Wintersun e Insomnium, añadiendo limpias en un corte con tono a progresivo y folk con reminiscencias Jethro Tull y Opeth perfectamente fundido con una oscuridad y guturales que desembocan en doble bombo, blast beats... orquestación, sólos impresionantes de guitarra y teclado, y un flow y un climax al que se van sumando instrumentos, acústicas incluidas, coros... No habiamos disfrutado tanto de algo similar desde el Winter's Gate (2015) de Insomnium. Palabras mayores. Cuando terminamos los casi 15 minutos de escucha no quedan dudas de que estamos ante uno de los discos del año.

Tras la anteriormente citada "The Werewolf Bride" el LP cierra con un largo "Pantheon of the Nightside Gods" (con guest vocals de ICS Vortex) que define bastante bien la propuesta de Belzebubs y las ideas que han adquirido de sus diferentes influencias sobre el mejor disco de black melódico de los últimos tiempos.

4.5/5

Lejos de lo que pudimos pensar en un primer momento, el debut de Belzebubs es un LP tan bueno que eclipsa esos dibujos que les han presentado ante nosotros. Por poner alguna pega, sin Dissection, Dimmu Borgir o Insomnium no habría Pantheon of the Nightside Gods, pero es que los temas son tan buenos, tan llenos de detalles, y su producción les va tan bien que nos da igual.

No hay comentarios:

Publicar un comentario