15 de marzo de 2019

Steven Wilson - To the Bone Tour [Crónica final de gira]

A continuación os narramos una crónica a dos tiempos que relata uno de los últimos conciertos de Steven Wilson en su gira To the Bone, el celebrado en el Stockholm Waterfront el pasado 23 de febrero. To the Bone Tour ha sido una de las giras obligatorias de los últimos tiempos para cualquier amante del sonido, y por eso ésto no podía quedar en el tintero.

Steven Wilson - Stockholm Waterfront 2019

Palabras e imágenes: Charles Vástaguess y Otro
Fecha: 23 de febrero de 2019
Lugar: Stockholm Waterfront, Estocolmo, Suecia

Por fin llegó el fin de semana de reencuentro de colegas en la gélida capital sueca en el que se presentaba como un viaje para el recuerdo tras nuestra compulsiva adquisición de entradas por doquier, en primer lugar para el viernes 22 para ver a la leyenda viva Ozzy Osbourne acompañado de los míticos Judas Priest, así como para ver el día siguiente al peso pesado del rock progresivo actual y protagonista reiterado de mis múltiples periplos musicales, el señor Steven Wilson. Por desgracia, la cancelación de gira del primero por motivos de salud, hizo que mis metaleros compinches quedasen un tanto desilusionados y a merced solamente del show de Wilson, al cual es necesario apuntar que les conseguí arrastrar tras múltiples charlas musicales en las que un servidor elevaba a las nubes las dotes del artista inglés sobre las tablas. Más adelante, podremos disfrutar de una visión bastante más objetiva y menos forofa que la mía, la cual nos desgranará la segunda mitad del show y si mis cansinas insistencias estaban o no justificadas.

Steven Wilson - Stockholm Waterfront 2019

Tras calentar motores en nuestro bar escandinavo de referencia y desde ya un clásico, The Bishop Arms, nos presentamos en el futurista edificio Stockholm Waterfront donde, ya todos obedientemente sentados, dio comienzo el espectáculo, arrancando con el breve corto "Truth", seguido de los temas de su último largo To The Bone, "Nowhere Now" y "Pariah", donde Wilson y los suyos presentaron desde ya sus credenciales, evidenciando una gran madurez como banda (tras una gira cercana ya a los 150 conciertos) y un sonido sin duda mejorado por la espectacular acústica del recinto. Arrancaron nuestros primeros tímidos headbangings con la hipnótica "Home Invasion/Regret #9", donde comenzando con el frenético rasgueo de Wilson en el bajo y finalizando con el profundo solo final de Alex Hutchings, supuso el primer alarde de autoridad de la banda e hizo entrar en calor rápidamente a los allí presentes. El primer tema de Porcupine Tree en sonar fue la desoladora "Don't Hate Me" (incluida en Stupid Dream), donde destacaron sobremanera la desgarradora voz de Wilson y las geniales improvisaciones del gran Nick Beggs en el bajo. La sorpresa de esta primera parte del set fue sin duda la inclusión de la oscura y atmosférica "Get All You Deserve" (Insurgentes), que encajó con precisión quirúrgica como introducción a la épica "Ancestral" (Hand. Cannot. Erase.).

-

Modo troll ON. Charles, infatigable -salvo la salida nocturna post concierto, ¡ZASCA!- compañero de aventuras progresivas, ¿Conoces los signos de puntuación?

Bueno, al tema. No pudo ser. Ozzy Osbourne y Judas Priest están demasiado cascados para seguir ese ritmo, algo que agradecimos reduciendo el número de conciertos del fin de semana a 1 (no podíamos desdoblarnos para ver a Ghost, que se le va a hacer). Aprovechando la cancelación del concierto de las citadas leyendas ¿vivas? del metal, nuestras peripecias se redujeron a castigar el hígado en varios tugurios de la capital sueca, empezando casi siempre en nuestro amado The Bishop Arms. Los brazos del obispo cási querían retenernos y es que de no ser por los tragos y llamada de atención del colega de arriba ↑ aún estaríamos sentados en sus sillones. Media hora más tarde etabamos en el epectacular Stockholm Waterfront, que hace las veces de palacio de congresos.

Steven Wilson - Stockholm Waterfront 2019

El sonido, sobresaliente y la acústica cuanto menos destacable. Pocos conciertos recuerdo con ésta calidad de sonido, y he estado en cientos. El nivel de decibelios era el adecuado para el directo, rozando un límite que evidenciaba un equipamiento de ensueño para los audífilos más exigentes. Ahí hay mucha, mucha pasta, y mucha más si contamos el láser y demás elementos visuales que conforman esta gira de Wilson, una gira sobresaliente a nivel profesional, audiovisual y narrativo.

Tras el rallante corto "Truth", una sucesión de ambiguas imágenes etiquetadas que nos hace replantearnos la realidad de este pu#o mundo en el que vivimos, aparecen los integrantes de la banda con Wilson a la cabeza y su Six feet underground, we move backwards now, es decir, el "Nowhere Now" del último largo. Cada entrada de instrumento confirma la química de la banda en directo y las palabras de su líder hace unos días: Sus temas nunca han sonado tan bien. Mención especial para el atronador bajo de Nick Beggs, la rubia de Wilson -y co-autor del número 1 "Too Shy" de los marcianos Kajagoogoo (1983)-, con un sonido y puesta en escena arroyadores.

Steven Wilson - Stockholm Waterfront 2019

Con el comienzo de "Pariah" me pregunto qué va a suceder ya que Ninet Tayeb. La israelí no ha asistido a la gira. O tal vez no de forma presencial, pero su inconfundible voz acompaña igualmente unos temas que no serían lo mismo sin ella: Podemos ver su imagen proyectada con láser sobre una pantalla de malla, con una calidad y definición superiores a las de la propia realidad, y además en tamaño gigante.

Mi primer concierto de Wilson me sirve para darme cuenta de que Hand. Cannot. Erase., pese a ser un disco que me gustó bastante en su día, está cuanto menos infravalorado. Temas como "Home Invasion", mezclado con "Regret #9" y "Ancestral", todas en el set, mezclan lo mejor de un prog con mucho toque Pink Floyd en su época más experimental (A Saucerful of Secrets, 1968 y Ummagumma, 1969) y además partes más metaleras, claramente influenciadas por Opeth circa Blackwater Park (2001) (co-producido por Wilson, por cierto). Una serie de elementos de aquí y allá lo conforman como el largo de Wilson que más tiene que decir en el panorama actual del prog-rock. Muy Pinkfloydianas también la espectacular "Vermillioncore" (, 2016) y la guitarra de Alex Hutchings en general.

Craig Blundell no es Marco Minnemann pero su set no sólo sonó a las mil maravillas y con una precisión técnica en la que cada elemento destacaba en la mezcla, algo que dicho sea de paso se aplica al resto de la banda, que estuvo de diez y se encuentra en plena forma, empezando por su frontman. No dejamos atrás a Adam Holzman y un teclado especialmente emotivo en una de las sorpresas de la noche: "Sentimental". El tema de Porcupine Tree no ha estado en todos los conciertos de la gira aunque curiosamente nos había acompañado durante gran parte del viaje.

Más de Steven Wilson:

No hay comentarios:

Publicar un comentario