3 de diciembre de 2018

Review: The Monolith Deathcult - V2 - Vergelding: Dawn of the Planet of the Ashes

Tras una excelente primera parte, Versus, que se coló en nuestro top 10 de discos de 2017, The Monolith Deathcult vuelven con una secuela igual de disfrutable aunque ligeramente más corta.

The Monolith Deathcult - V2 - Vergelding: Dawn of the Planet of the Ashes

De los sobre mitos ocultistas nazis pasamos al final de la guerra, y sus consecuencias. Vergelding, represalias, venganza. Esta segunda parte de Versus se centra en los deseos de venganza de, por ejemplo, las tropas sovieticas ("The Fist of Stalin") o del grupo Nakam de judios en su busqueda de obtener venganza ("Dawn of the Planet of the Ashes"). La sombra del mal de nuevo cerniéndose sobre la tierra, el surgir del planeta de las cenizas.


V2 - Vergelding esta lleno de death técnico -o mejor dicho, Svpreme Avantgarde Death Metal-, de synths y de un sonido que recuerda al de Nile, Septicflesh o Fear Factory. ¿Lo peor? Se hace realmente corto, con una duración de apenas 30 minutos introducción incluída. El primer Versus tenía una duraba casi 50 minutos.

¿Lo bueno, si breve, dos veces bueno? Vergelding es adictivo y todos los temas nos piden desde la primera escucha volver a ellos. "Dawn of the Planet of the Ashes" y "Fist of Stalin", son claros ejemplos, con riffs pesados, machacones y mezclados a la perfección con synths creando un sonido épico que se incrusta en nuestro cortex. Mucho breakdown y también unos leads que sin ser de Steve Vai son los suficientemente electrónicos, brutales y molones.

"Come Forth Lazarus" y la instrumental "The #Snowflake Anthem" se centran en la orquestación, con melodías que parecen sacadas de un largometraje de Transformers. ¿O tal vez de uno de Wolfenstein?. Lo querréis escuchar una y otra vez tratando de discernir de donde sale. Cerrando, el tema más largo, "Rise of the Dhul-Fakar", centrado en uno de los temas recurrentes de TMDC, el mundo islámico, llegando hasta la actualidad y a su enfrentamiento con los infieles.

4/5

Graciosos a la par que brutales, The Monolith Deathcult vuelven a demostrar su supremacía y dejan como puntos negativos la corta duración de este segundo LP de la trilogía y la conexión de los temas entre sí con narración, haciéndolos de alguna forma menos disfrutables por separado. aunque esto último es parte del juego de Carsten Altena (guitarra, synths), Robin Kok (Voces, bajo) y Michiel Dekker (Guitarra, voces adicionales).

No hay comentarios:

Publicar un comentario