27 de agosto de 2018

Review: Omnium Gatherum - The Burning Cold

Lo nuevo de los de Markus Vanhala (guitarra) comienza con "The Burning", una introducción instrumental que podría venir de Gojira más que de Omnium Gatherum, y desemboca en dos potentes temas: "Gods Go First", primer sencillo filtrado hace meses, y "Refining Fire". Desde el principio nos encontramos con unos Omnium Gatherum que dejan atrás la atmósfera que tan buenas críticas recibió con New World Shadows (2011) y vuelve a centrarse en el guitarreo, estando a un puntro intermedio entre la época The Redshift (2008) y los primeros discos de la banda.


Y la sensación es un poco agridulce. Si bien es cierto que Omnium Gatherum siempre ha bebido de otras muchas aguas y a veces antes que otras bandas, el enfoque se acerca al de Kalmah, y en el citado primer sencillo (con introducción prestada del "Left Your Dead Behind" de los desaparecidos Amoral) suena a horrores a la excelente versión de Thin Lizzy de "Cold Sweat", añadiendo un sólo al más puro Michael Amott / Arch Enemy. De ahí los sentimientos enfrentados: En general el disco es muy bueno, pero tal vez peca con su originalidad.

"Rest in Your Heart" o "The Frontline" (Y la outro "Cold") parecen reworks de In Flames ("Only for the Weak", "Satellites and Astronauts"), sin ninguna duda una de las mayores influencias de Markus Vanhala desde que empezó Omnium Gatherum con Spirits and August Light (2003).


"The Fearless Entity" también tiene un sonido muy similar al de los de Gotemburgo, siendo en este caso más potente y seguramente el mejor tema del disco, con guitarra, atmósfera, otro puñado de sólos memorables que incluyen alguno de los mejores leads de Vanhala junto con el de "Driven By Conflict", más adelante en el CD y muy Kalmah-era. Markus Vanhala es sin duda uno de los mejores guitarristas del death melódico actual, y eso es algo incuestionable. Lo mismo puede decirse de Jukka Pelkonen y de sus agresivas voces. Ya no nos imaginamos Omnium Gatherum sin él.



No se le pueden poner pegas a la producción, a cargo de Teemu Aalto, que lleva con la banda desde su segundo trabajo (Years in Waste, 2004). Con mucho menos background o atmósfera que anteriores LPs debido al cambio en el sonido de Omnium Gatherum, cada instrumento tiene su momento, aunque destaca la producción y sonido de las guitarras. La mezcla viene de la mano de Dan Swanö, y aquí si que sólo tenemos buenas palabras.

4/5

Por lo general The Burning Cold es superior a Grey Heavens, y aunque en estas últimas releases se haya caído un poco la parte atmosférica, es interesante ver cómo Omnium Gatherum vuelven parcialmente a sus orígenes.

Aunque no estemos ante el trabajo más original del año sí estamos ante un LP fácil de retomar y que admite múltiples escuchas de las que siempre vamos a sacar partido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario