19 de junio de 2018

Review: Ghost - Prequelle

La temática de Prequelle, cuatro trabajo de los suecos Ghost disco se centra en tiempos de la peste y en la capacidad de adaptación / supervivencia de la sociedad de la época, algo que a todas luces representa, al menos en parte, el drama del año pasado. Los ex-Nameless Ghouls demandaron al Papa con la consiguiente filtración de nombres reales y un sinfín de trapos sucios. Muchos eran los que daban por muerto el proyecto: Nada más lejos de la realidad. ¿Por qué iba a ser así? En dicha filtración se acreditaba que el 99% de la música de Ghost estaba compuesta por una única persona: Tobias Forge.

Ghost - Prequelle

Prequelle sigue los mismos derroteros de Meliora pero cambia la dureza para y apostar por temas con mayor pegada en conciertos sin descuidar una excelente composición. El sonido se acerca más al glam de los 80, con sencillos como "Rats" (canción de apertura) o "Dance Macabre" diseñados para quedarse en la cabeza desde la primera escucha, al igual que los coros de "See the Light" o "Life Eternal" (con la que cierran), baladas desde el primer momento imperdibles en la discografía de Ghost.


Con una duración superior a los 40 minutos, estamos ante un álbum que es incluso más largo que Meliora. Introducción aparte (de apenas 1 minuto), entre las 10 pistas destacan dos instrumentales, algo que algunos fans han criticado o considerado como hacer trampas. De nuevo, ¿por qué? Sumando más de 11 minutos, estamos ante dos temas que son de lo mejor del disco, con un "Miasma" que es una demostración de virtuosismo con un sonido muy prog y 70s (a lo Goblin) y que incluso incluye un solo de saxofón que en directo interpreta el mismísimo Papa Nihil. "Helvetesfönster" es más sosegada y tiene un tono tradicional sueco en el que Mikael Åkerfeldt (Opeth) contribuye con la guitarra acústica.

4/5


¿Está forzando Forge la llegada del grupo a radios de todo el mundo y a actuar en grandes recintos? Eso parece, o al menos así se siente con una campaña de márketing que ha llevado al Cardinal Copia a las portadas de revistas de todo el mundo, pero la buena noticia es que la música también parece vaticinar el advenimiento, con un LP bueno, bonito y accesible al que pocos fallos se le pueden sacar. A día de hoy Ghost es además mucho más que música, y uno no puede evitar imaginarse lo bien que puede quedar Prequelle junto a "Square Hammer" y el resto de clásicos de la banda sobre el escenario.

No hay comentarios:

Publicar un comentario