22 de febrero de 2018

Amorphis completan "Queen of Time": Portada y detalles

Tras un excelente Under the Red Cloud que tiene ya 3 añazos (y se coló entre nuestros mejores discos de 2015) Amorphis anuncia que su follow-up, Queen of Time, está listo y verá la luz en mayo a través del sello Nuclear Blast.

Amorphis 2018

Producido por Jens Brogen (Opeth, Amon Amarth, Kreator), la novedad respecto al anterior largo es que eta vez se han utilizado flautas, arreglos orquestales, elementos de cuarda reales e incluso coros. Se trata además de la primera vez que escucharemos la voz de Pekka Kainulainen, liricista de Amorphis, que contribuirá una narración en finés.

La fecha concreta es el viernes 18 de mayo, aunque la lista de temas aún no ha sido liberada. Lo que si tenemos es la portada (abajo), realizada de nuevo por el francés Jean "Valnoir" Simoulin, tratando de capturar el sentimiento de las letras de Kainulainen. El tema es universal: El ascenso, florecimiento y destrucción de las culturas. La historia del hombre, una historia de búsqueda, encuentro y olvido.

Estaremos atentos a las pre-orders y a la apareción de un primer sencillo que Nuclear Blast promete para pronto pero del que aún no sabemos nada.

Amorphis - Queen of Time


Amorphis - Queen of Time

Fecha de lanzamiento: Viernes 18 de mayo (2018)
Etiqueta: Nuclear Blast
Más información: Facebook

12 de febrero de 2018

Crónica Addendum: Steven Wilson (Teatro degli Arcimboldi, Milano, 9 de febrero)

Día lluvioso en la capital de la moda italiana donde, con largas colas de acceso, ríos de tonsuras se apelotonban emocionantes y listos para gozar con el Mesías del Prog. Desde las inmediaciones, la vanguardista arquitectura del recinto impresionaba, pero fue ya una vez dentro cuando nos cercioramos realmente de que estábamos ante un marco incomparable para disfrutar de nuevo del espectáculo de este cincuentón inglés con aspecto de zagal inadaptado.

Steven Wilson en Milan

Fecha: Viernes 9 de febrero de 2018
Lugar: Milano, Italia (Teatro degli Arcimboldi)
Texto e imágenes: Charles Vástaguess

Con un setlist prácticamente idéntico al de Madrid, la banda británica comenzó a desgranar el repertorio pero siempre dando una vuelta de tuerca a los temas, dejando la puerta abierta a virtuosas improvisaciones, lo que hace que cada show sea especial y distinto al anterior.

La interpretación de las canciones de To the Bone, ya con un mayor rodaje, me resultaron muy superiores a las acaecidas en España, mención especial para "Nowhere Now" y sobre todo "Detonation", donde Nick Beggs se lució tanto con sus contundentes líneas de bajo como en sus distorsionados coros y Blundell se marcó un verdadero clinic a las baquetas.

Steven Wilson en Milan

El discurso previo a "Permanating" de Wilson fue desternillante, anticipando que para esta canción dejaba de lado por una vez la tristeza, la melancolía, las tendencias suicidas y la miseria característica de su discografía además de afirmar que gozaba de lo lindo interpretando esta canción, más propia de ABBA, viendo la perplejidad reflejada en las caras de los heavies barbudos con melena ataviados con camisetas de Opeth.

Sonó como novedad la instrumental "Vermillioncore" (4 1/2), con Holzman guiándonos por atmósferas de psicodelia espacial a la par que las guitarras de Wilson y Hutchings escupían demoledores riffs, donde de nuevo los headbangings sentados fueron un verdadero incordio.

Steven Wilson en Milan

Con la expectación del bis, tras casi dos horas y media de show, salió a la palestra un solitario Steven Wilson cargando su nueva Telecaster y un mini amplificador de andar por casa Hughes&Kettner, para soltar un speech agradeciendo a los presentes y de paso rememorando el apoyo que su banda Porcupine Tree había recibido en Italia mediados los noventa, época en la que aseguró sentirse algo incomprendido musicalmente en su país natal. Interpretó el imperecedero clásico "Even Less" (Stupid Dream) que resultó tremendamente sobrecogedor y para archivar con mimo en la memoria de aquí un ferviente seguidor.

Impecable sonido para variar de la banda, potenciado en esta ocasión por la sobresaliente acústica del teatro. Una obra maestra más.

5 de febrero de 2018

Crónica: Steven Wilson (WiZink Center, Madrid, 1 de febrero)

Por fin llegó el tan ansiado día de volver a encontrarme, ya por quinta vez, que se dice pronto, con el rey del progresivo contemporáneo, Mr. Steven Wilson, que venía a la capital para presentar su nuevo y controvertido álbum To the Bone, el cual, dicho sea de paso, ha acrecentado más aún si cabe su número de súbditos tras abrazar en tierno homenaje sonidos más propios del pop ochentero que del progresivo setentero característico de su discografía.

Steven Wilson en Madrid

Fecha: Jueves 1 de febrero de 2018
Lugar: Madrid (WiZink Center, antiguo Palacio de los Deportes)
Texto e imágenes: Charles Vástaguess

Ya desde primeras horas del día mi mente estaba cargada de nerviosismo y excitación ante un día marcado en el calendario a fuego y por ello, cual atleta de los 100 metros lisos en final olímpica,
dieron las 6 de la tarde y salí escopetado de la oficina rumbo al antaño Palacio de los Deportes y ahora Wizink Center, lugar elegido para dar ese paso definitivo hacia un público más amplio y menos encorsetado. Para alegría y regocijo del pueblo, se contrató específicamente para las citas españolas a la cantante israelí Ninet Tayeb, colaboradora sorprendente y memorable en los dos últimos trabajos de Wilson, lo cual no hizo más que remarcar aún más la trascendencia del evento.

Tras las cervezas correspondientes previas, nos adentramos en el recinto en busca de nuestro asiento numerado todavía extrañados ante las insistentes advertencias sobre la prohibición requisito del artista del empleo de cámaras fotográficas, que como veremos más adelante, un servidor consiguió burlar no sin cierto remordimiento con el riesgo de expulsión flotando en el ambiente.

Steven Wilson en Madrid

Con unas inquietantes imágenes proyectadas en bucle con mensajes como "felicidad", "ira", "dolor" que se intercalaban aleatoriamente entre cada fotograma, Wilson y cia saltaron al escenario prestos a la descarga. Arrancaron el show con la homónima "To the Bone", con esos dejes funkies donde la novedosa Telecaster de Wilson sonaba como un estruendo y el novato Alex Hutchings comenzó a hacer gala de un estilo en la guitarra que le va como anillo al dedo a la banda. Siguieron la descarga con "Nowhere Now", con esas imágenes del desierto de Atacama de fondo pertenecientes al videoclip de la canción. El primer hito del evento llegaría con "Pariah", primer single del último trabajo, donde hizo aparición una sonriente y agradecida Ninet Tayeb que nos pondría los pelos como escarpias con su desgarradora y conmovedora voz.

Tras este éxtasis introductorio, sonó para sorpresa de muchos, la frenética "The Creator Has a Mastertape", perteneciente al album In Absentia de la venerada banda de Wilson Porcupine Tree. El despegue definitivo de la nave espacial lo marcó la marciana "Home Invasion/Regret #9", donde como siempre el excelente Adam Holzman dió toda una lección en el sintetizador con un solo magestuoso seguido del épico solo de guitarra de Hutchings que sirvió para auparlo al olimpo de los Guthrie Govan, Dave Kilminster y cía.

Steven Wilson en Madrid

Después de este viaje astral, el turno era ahora para "Refuge", el pequeño homenaje del británico a los refugiados sirios, cuyo sonido de la mano de cruentas proyecciones fue realmente estremecedor. En mi opinión, una de canciones que mejor sonó. Tras ella, la diva israelí volvió al escenario para interpretar "People Who Eat Darkness", con ese emocionante in-crescendo vocal en el estribillo. Para cerrar el primer set del concierto y para sorpresa de los más fervientes fans, Ninet permaneció en el escenario para cantar con voz sensual las letras correspondientes a "Ancestral", y de paso Wilson pudo dar rienda suelta al uso de los teclados en esa primera parte del tema para posteriormente entregarse a su PRS en ese frenético apoteosis de metal progresivo al que va tendiendo la canción y con el que a más de uno se nos hizo prácticamente imposible permanecer con el trasero pegado a la silla.

Tras el descanso de unos 15 minutos, no podrían abrir con mejor tema que con una de mis favoritas, "Arriving Somewhere But Not Here", perteneciente al aclamado Deadwing de los Porcupine donde todo sonó como debiera, con ese insistente arpegio de guitarra, donde John Wesley me vino a la memoria, los sonidos de sintetizador alienígena, esa deriva metalera, la masterclass final de Wilson con el vibrato... una maravilla sónica que bien valía por si sola el precio íntegro de la entrada.

Steven Wilson en Madrid

Siempre desentonando la pongas donde la pongas, pero con más dolor en esta ocasión tras el himno anterior, Wilson y cía tocaron la popera y pegadiza "Permanating", no sin antes, cómo no dar un speech justificativo cargado de humor. La siguiente en caer fue "Song of I", con las imágenes del videoclip proyectadas en un telón semitransparente situado en las narices de Wilson, donde las improvisaciones a la batería de Craig Blundell fueron realmente espectaculares, adueñándose del protagonismo con su virtuoso baqueteo.

Steven Wilson en Madrid

En este segundo set, interpretarían otros dos temas del último álbum, "The Same Asylum As Before", con su novedoso repertorio de falsetes, y "Detonation",
probablemente la canción con más reminiscencias de los anteriores trabajos del inglés. Para cerrar, cayeron unas cuantas más de Porcupine Tree: la obligada "Lazarus" (Deadwing), "Sleep Together" (Fear of a Blank Planet) donde Blundell se volvió a lucir y la sorpresa del setlist, la
triste "Heartattack in a Layby" (In Absentia). Tras el respiro final en el backstage, la formación volvió a la palestra acompañados de Ninet Tayeb, que interpretaría junto a Wilson la preciosista nana "Blank Tapes". Finalmente cerrarían con la ya lejana "Harmony Korine" y podrían el broche al recital con "The Raven that Refused to Sing".

Steven Wilson en Madrid

Tres horazas de espectáculo que no defraudó a los presentes, que reafirma y gana adeptos, manteniendo el listón de Wilson en lo más alto. Sin embargo, resulta necesario apuntar que un exigente servidor se fue a casa con la miel en los labios pensando en el pecado de no haber disfrutado en directo a Ninet cantando "Routine".

Nos vemos de nuevo la semana que viene en Milán.

1 de febrero de 2018

Tuska 2018: Body Count, Meshuggah, Mantar y Dead Cross se suman a la fiesta

Nuevos y suculentos actos acaban de anunciarse para Tuska Open Air 2018. Con un regustor hardcore se suman Body Count, encabezando el viernes con Ice-T, y Dead Cross. Además los matemáticos Meshuggah y el dúo Mantar volverán a los escenarios de Suvilahti.

Body Count

Body Count encabezarán un viernes ofreciendo el primer concierto del grupo en Finlandia y el único que harán este verano en el país nórdico. Por su parte, Dead Cross ponen la nota hardcore con Mike Patton (Faith No More, Mr. Bungle) como frontman y con la no menos destacable presencia de Dave Lombardo (Slayer) a la batería.

Además se anuncian Meshuggah, pioneros del djent y math metal, presentando The Violent Sleep of Reason (2016), Mantar, excelente duo aleman de sludge que ya vimos hace algunas ediciones. Leprous pondrán la nota prog-extrema, Oni la moderna y también se sumarán a la fiesta los locales Crimfall con su folk metal.

A falta de nuevos anucios, el cartel por días queda así, con unos precios diarios de 79€ y abono completo de 129€. Quien sólo quiera ir dos días podrá pagar 109€.

Viernes 29 de junio

Body Count ft. Ice T, Dead Cross, Arch Enemy, Meshuggah, Moonsorrow, Leprous, Tribulation, The Charm The Fury, Mantar, Shiraz Lane

Sábado 30 de junio

Kreator, Emperor, At The Gates, Beast in Black, Santa Cruz, Oni, Galactic Empire, Crimfall

Domingo 1 de julio

Parkway Drive, Europe, Clutch, Ihsahn, Stick To Your Guns

Entradas disponibles en Tiketti, y más info en la página del festival.

Devin Townsend Project se toman un descanso pero HevyDevy trabaja en ¡4 discos!

Ni más ni menos que 7 discos ha llegado a lanzar Devin Townsend Project, una banda que en principio iba a durar 4 y nos ha brindado obras tan buenas como Ki (2009), Deconstruction (2011) o Transcendence (2016). Años después Devin Townsend confirma definitivamente el parón para perseguir otros proyectos.

Devin Townsend Project

Sólo tiene buenas palabras para la banda y está seguro de que volverán a trabajar juntos, pero de momento el canadiense trabaja en ni más ni menos que 4 nuevos álbumes, centrado actualmente en la producción del DVD Ocean Machine Live In Plovdiv, repasando su primer largo en solitario.

Además confirma que no se retira de los escenarios, es más, volverá a los mismos tras un año de parón, en 2019, muy probablemente además con alguna que otra colaboración.

Más información: Facebook