26 de noviembre de 2017

Crónica: Sólstafir y Myrkur en Madrid (Sala Caracol, viernes 24 de noviembre)

Parte del Route de Resurrection Fest 2018, que ya calienta motores, los islandeses Sólstafir y los daneses Myrkur aprovecharon el fin de semana para pasar por España. Como no podíamos perdérnoslo, nos decantamos por el concierto de la madrileña sala Caracol, donde por cierto abrían los también islandeses Árstíðir.

Árstíðir


Árstíðir en Madrid - Caracol

Compañeros de la etiqueta Season of Myst, los islandeses Árstíðir parecen una buena elección para una de las giras nórdica del año: Su rock tradicional, sin llegar a la dureza de los actos posteriores, rezuma por todos lados un viento nórdico que en este proyecto se mezcla con el minismalísmo. Con varios trabajos de estudio, alguno todavía por ver la luz, el trío suena mejor en directo y ofrece partes muy interesantes por lo general están muy alejados del metal. Un art-rock minimalista que aunque suena mejor pierde cierta gracia con una percusión y efectos pregrabados. Aunque el verdadero problema para algunos es que las voces parecen imitar las de Steven Wilson, creando una sensación cuanto menos rara. No obstante la media hora de concierto tenía bastante aceptación entre el público, que se reactivaba cuando Hallgrímur de Sólstafir subía al escenario para interpretar algo del nuevo material.

Myrkur


Myrkur en Madrid - Caracol

En cuanto a Myrkur, ofrecieron un concierto de poco más de media hora que supo a poco aunque demostró que no son un mero producto de márketing: Las voces de Amalie Bruun combinan a la perfección con los toques de black tradicional perpetrados pos sus músicos, a la vez que aportan un bonito toque folclórico y muy nórdico. Eso sí, el agudo con el que la danesa comenzaba el bolo, con "Mareridt", dejó a algunos bastante con cara de WTF. El set estuvo centrado en el segundo largo, también de nombre Mareridt, y se alargó hasta casi una decena de temas interpretados de forma impecable. Ésta vez no hubo versión de Bathory y el despliegue de instrumentos folk se limitó al tambor nórdico con el que interpretaba, sóla, la tradicional "De Tre Piker" con la que acababa el set. ¡Nos quedamos con ganas de escuchar el nyckelharpa!


Myrkur en Madrid - Caracol

Sólstafir


Sólstafir en Madrid - Caracol

Los cowboys islandeses saltaban al escenario también ligéramente pasados de hora aunque no tenemos nada que objetar. Los sets de Árstíðir y Myrkur habían sido cortos y el cambio entre bandas no superaba los 15 minutos. Ante nosotros teníamos 10 temas y hora y media de un concierto que consolida la exclusividad de la música de Sólstafir.

Mr. Aðalbjörn Tryggvason, líder de la banda, caracterizado por unas voces gritonas y melancólicas, siempre parece estar medio ido en el escenario, realmente metido en una música que "sólo" podemos definir como rock folk islandés con toques western y una buena cucharada de post. Or whatever. No obstante en el bolo en la Caracol estuvo muy parlanchín y es que la sala estaba completamente llena.

Sólstafir en Madrid - Caracol

Las melodías de la formación tienen la virtud de emocionar, relajar e hipnotizar a partes iguales, algo que lograron con un set que repasaba temas que iban desde el "Náttfari" de Masterpiece of Bitterness (2005, su segundo trabajo) con el que abrían hasta "Silfur-Refur" o "Hula" de Berdreyminn (2017), que presentaban y que se llevó casi la mitad de temas.

Sæþór Maríus Sæþórsson, "Gringo" para los amigos, es junto con Aðalbjörn el alma de la banda: Su guitarra pinkfloydiana es capaz de sumergirnos completamente en un mundo donde las canciones parecen mezclarse con pequeñas pinceladas improvisadas que no estamos seguros de haber escuchado en ningún disco pero a la vez recordamos de toda la vida. Es increíble ver los cambios de ritmo y de tono, y es que cuando hay que ponerse burros, todos, incluyendo a Svavar Austman (bajo, el de las grandes trenzas y sombrero), Hallgrímur Jón Hallgrímsson (batería) y el teclista de sesión lo dan todo.

Sólstafir en Madrid - Caracol

El cierre llegaba con "Goddess of the Ages" (Köld, 2009), precedido por unas emotivas palabras de Aðalbjörn, que ya había introducido a la banda y se ponía sentimental explicando sus motivaciones para presentarnos el tema.

No hay comentarios:

Publicar un comentario