17 de julio de 2017

Crítica: Wintersun - The Forest Seasons

Han tenido que pasar cinco años para poder escuchar lo nuevo de Wintersun, que, sorpresa, no es la segunda parte de Time. No, Time II aún no ha salido del horno pero Jari Mäempää ha montado otro pastel -¿o será un boldre?- entre medias, y se llama The Forest Seasons. Casi una hora de duración en cuatro temas que el finlandés explica como su visión particular de las cuatro estaciones.

Wintersun - The Forest Seasons

Que nadie espere cuatro temas que traten de impregnar diferentes sentimientos. Aunque en estas latitudes tenemos un concepto que asocia primavera y verano con "buen tiempo" y otoño e invierno con la "llegada de la lluvia y el frío" -enfatícense con comillas-, el concepto que pueden tener en Finlandia es completamente diferente: En las cuatro estaciones de The Forest Seasons manda la oscuridad, el frío y la tristeza de un Mäempää que siempre se ha jactado de publicar letras muy sentidas y personales.

"Awaken From The Dark Slumber (Spring)" es el primer corte. A los pocos segundos de comenzar nos encontramos con un fondo y sonido totalmente ajenos a Wintersun, con un tono y background más propios de los Dimmu Borgir del Enthrone Darkness Triumphant o tal vez de Old Man's Child. Al fondo en la mezcla -de la que luego hablaremos- hay una track instrumental que guía y conecta los 54 minutos de disco. Siguiendo las artificiales synths entran las guturales de Jari y el resto de instrumentos van incorporándose para confirmar que, efectivamente, ésto sólo puede ser Wintersun.

Pese a rozar el cuarto de hora los temas se hacen amenos y tienen secciones diferenciadas. La primavera cuenta con ese "The Dark Slumber" dimmuborgiero y un "The Awakening" dominado por una melodía que nos recuerda a las de los primeros Celesty. Suena al metal europeo de principios de siglo; una melodía bastante empalagosa y una producción a la que le falta algo. Su culmen es un coro que nos grabará el estribillo awaken from the dark-dark slumber en la cabeza y nos hará darnos cuenta de que a lo largo de la corta discografía de Wintersun ésto nos ha pasado con muchos de sus cortes.

Wintersun

"The Forest That Weeps (Summer)", el verano, cuenta con coros aún más medievales y con mucho horn. El sonido ya no es tan artificial y las melodías podrían salir de algún clásico del folk medieval como Summoning o incluso el Weiland de Empyrium; algo mucho más majestuoso que lo que Mäempää ha publicado antes. Para dichos coros vuelven como guests miembros de Ensiferum y también Moonsorrow, Týr y Turisas, referentes del folk metal noreuropeo.

Una de las cosas que más llamaron la atención cuando Wintersun vió la luz -hace ya 13 años- fue el uso de blastbeats en partes claramente black dentro del proyecto de una persona cuya tarjeta de presentación era el death / folk melódico de Ensiferum. Ese black vuelve con esta nueva release y de hecho podemos decir que el tercer corte, "Eternal Darkness (Autumn)", es el primer tema mayoritariamente black que publican los finlandeses. Los blastbeats nos acompañan en un tema épico en el que los oscuros synths de teclado vuelven a estar omnipresentes pero quedan en un segundo plano: Están totalmente eclipsados por la batería de Kai Hahto. Las harsh vocals de Jari también lucen a otro nivel y no es dificil imaginarse por qué quiere centrarse en su labor como vocalista pese a seguir siendo guitarra en estudio.

El abrupto final del otoño que nos hace preguntarnos si hay algo raro con la promo o si está hecho a propósito para contrastar con el íntimo principio del invierno. Jari no mentía cuando prometía un disco completo, y es que está claro que aunque Time I cuente con grandes temas aún está a medias. De 5 pistas dos eran introducciones. Aquí el círculo está completamente cerrado, de primavera a invierno en un LP que ha ido ganando en todos los sentidos y en el que tal vez el highlight sea "Loneliness (Winter)".

Sabemos que estamos ante un gran disco cuando éste alcanza o supera varios puntos de la carrera del artista. En este invierno tenemos un nuevo peak para Wintersun en las voces, poniendo el listón a un nuevo nivel en cuanto a calidad vocálica. Tonos ligeramente folk con una voz melódica que cambia de registro varias veces y en el que. Estamos ante temas más cercanos a "Starchild" o "Beautiful Death" (Wintersun, 2004) en éste sentido.

La producción y mezcla son cuanto menos cuestionables. Desde la primavera y con la entrada de esos teclados a lo Dimmu Borgir tenemos una sensación de sonido artificial. Con la posterior incorporación de instrumentos notamos que las guitarras no destacan en la mezcla pese a hacer todo tipo de florituras. El LP no suena mal, suena extraño. Escuchando la obra detalladamente nos damos cuenta de que hay muchos elementos, muchas pistas que no lucen y se ahogan en la mezcla. En este sentido The Forest Seasons puede llegar a ser desconcertante, y nos hace preguntarnos si éste es uno de los problemas de los que Jari habla cuando se refiere al maldito Time II y a no tener los recursos suficientes para finalizarlo. No obstante, el material está ahí y seguro que cualquiera puede producir mezclas más equilibradas con pocos recursos: El paquete completo va a incluir las diferentes pistas aisladas y estamos deseando escuchar qué surge y ver si mejora o no éste aspecto.

4/5

The Forest Seasons es completamente distinto a Wintersun y a Time y a la vez preserva esa esencia que sólo tiene el proyecto de Mäempää. Sin llegar a ser -cómo el mismo se ha lamentado alguna vez- una obra digna de los medios de Devin Townsend a nivel producción, la misma funciona y tal vez lo que la hace sonar rara es que se aleja de lanzamientos actuales para tener un toque más cercano al de finales de los 90. ¿Qué tiene en mente Jari Mäempää para Time II? ¿Qué hay grabado que aún no hayan podido procesar, y sobre todo cómo puede ser que sí pudieran hacerlo con la primera parte?. No queremos perdernos el segundo capítulo de Time pero sin duda es una buena noticia que el finlandés haya decidido pasar página, sobre todo cuando este próximo capítulo es de tan buena calidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario