18 de abril de 2017

Crítica: Nightrage - The Venomous

Y van siete. The Venomous es la nueva propuesta de Marios Iliopoulos y su formación de death melódico Nightrage. De nuevo afincada en Gotemburgo, la banda lanza un LP que recibimos con oídos abiertos porque nos encanta el subestilo y porque aunque no aporta nada nuevo al mismo sí es un buen revival de ese Gothenburg Sound característico de la costa oeste sueca.

Nightrage - The Venomous

Estamos ante 12 temas cuyo sonido es reminiscente de bandas como At the Gates, Arch Enemy y sobre todo In Flames. Desde el corte inicial "The Venomous" nos encontramos con melodías que podríamos ubicar entre los clásicos de la época Clayman de los mid-era In Flames como "Only for the Weak". Estructura, guitarra y voz -esta última de nuevo de la mano de Ronnie Nyman- nos acercan a un sonido que claramente tratan de imitar. Con éste, "Affliction" y otros temas pegadizos viajamos casi 20 años atrás en unos medios tiempos que destacan sobre otros más potentes.

Por Nightrage han pasado muchos músicos de renombre, desde Tomas Lindberg (At the Gates), hasta Konstantinos "Kostas" Karamitroudis, más conocido como Gus G. No obstante, parece que la etapa que abre The Venomous se centra más en el sonido melancólico de los desaparecidos mencionados In Flames, con unas guturales que podemos ubicar entre las de Fridén y las del citado Lindberg y con la ocasional aparición de claras que con estos temas sí funcionan. Los temas superan con creces a los de The Puritan (2015).

Marios -guitarra y fundador- sigue a cargo de la composición y se las apaña para firmar temas como los comentados o descargas de pura rabia como "Metamorphosis / Day of Wrath", más cercana a proyectos también locales como Dimension Zero. "In Abhorrence" podría pertenecer a algo de Arch Enemy y más adelante en el LP es habitual encontrar un riffing que es puro death melódico y licks que recuerdan a los de sus vecinos finlandeses Insomnium en épocas pasadas.


Como no, no podían faltar las partes acústicas pero lejos de acaparar temas enteros hacen su aparición casi siempre para iniciar o culminar descargas de velocidad que aportan pegada al LP. Un long-play que hace honor a su formato ya que estamos ante casi 50 minutos de música.

3.5/5

Ahora bién. Puede que The Venomous no sea lo más original del mundo, pero sí es una nueva obra en un nicho bastante específico, el llamado Gothenburg Sound, en el que cuanto menos evocan algunos de sus buenos momentos. Quien esté buscando un disco que lleve adelante el género no lo va a encontrar y deberían perseguir a los pocos grupos que lo han conseguido. Y en los últimos años sólo se nos ocurren Dark Tranquillity con su Atoma (2016). Seamos sinceros -y un poco duros-, Nightrage nunca han aportado nada al género pero The Venomous contiene sus mejores melodías, prestadas por otros, sí, pero aun así dejan un buen sabor de boca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario