16 de noviembre de 2016

Crítica: Metallica - Hardwired... to Self-Destruct

Y llegó el día. Los four horsemen vuelven con un nuevo trabajo que ha tardado casi 8 años en gestarse. Obviando su desastroso mastering y cuestionable producción, Death Magnetic (2008) volvió a ganarse el favor de crítica y fans, y los adelantos del que es el décimo -undécimo contando Garage Inc.- LP de Metallica apuntan maneras. ¿Cómo suena Hardwired... to Self-Destruct?


"Hardwired", "Moth into Flame" y "Atlas, Rise!", tres adelantos de un total de doce temas y un doble CD con una duración total aproximada que roza los 80' -¿Por qué dos discos?-. Si tuvieramos que basar nuestra opinión en los sencillos diríamos que aunque diferente, Hardwired... suena muy mucho a Death Magnetic. Mismo tipo de riffs, construcciones similares y un acabado que suena mejor pero que tiene los mismos pilares. Escuchando el trabajo completo no podemos hacer dicha afirmación: Hardwired... to Self-Destruct es mucho más rockero y suena tal vez más parecido a la época Load (1996) de la banda. Don't panic, no estamos ante un nuevo patinazo, ni mucho menos.

Metallica es una de esas bandas que pueden permitirse lanzar prácticamente lo que quieran: La gente va a seguir yendo a sus conciertos y sus discos van a seguir siendo número uno en ventas. No están atados a esa rutina en la que a veces caen otros grandes, sacar discos centrándose en lo que quiere la gente y a la vez intentar no repetirse. Y si ésto no funciona, tirar por algo más moderno. Metallica son diferentes.


Pegadizas como "Atlas, Rise!", potentes como "Hardwired" o "Spit Out the Bone", el nuevo LP aporta mucho groove y añade unas letras que vuelven a tener interés (como en "Confusion"). Los solos, siempre interesantes, apartan el thrash y suenan a puro rock y la banda se permite incluso experimentar con algunas pistas que a priori pueden resultar aburridas pero ganan mucho con las sucesivas escuchas. Además "Dream No More" y sobre todo "ManUNkind" son diferentes a todo lo que los Bay Area Thrashers han hecho durante toda su carrera. Al final el resultado es un disco bastante variado en el que hay material para todos los gustos.

En cuanto a la producción y mezcla, volvemos a estar ante un disco con un volumen demasiado alto, pero afortunadamente no tan alto como Death Magnetic y de primeras no hay demasiado clipping. Estamos ante un DR6/DR5 contra el fiasco del DR3 del anterior LP. La producción es clara y más cercana a los Metallica de los 90. ¿Y la batería? Bueno, no distrae tanto como en Death Magnetic ni está grabada con una lata de guisantes como en St. Anger.


Tirando más bien por algo que habríamos esperado tras el mítico Black Album (1991) y añadiéndole mucho rock & roll nos encontramos con algo bastante curioso. Machine Head, Mastodon, Volbeat o Black Label Society beben directamente de Metallica, pero el toque groove y rock de Hardwired... to Self-Destruct parece crear una reciprocidad y nos atrevemos a decir que ahora Metallica toma influencias de dichas bandas. Más curioso aún es que temas como "Now That We're Dead" o "Halo On Fire" se parecen misteriosamente a los Megadeth de la época Cryptic Writings (1997).

4/5

Esta siendo un buen año para el thrash clásico. Anthrax, Testament, Destruction o Death Angel han sacado buenos discos, y Metallica no se queda atrás, aunque a diferencia de los otros Hardwired... to Self-Destruct no trata de volver al thrash que les hizo conocidos.

Hardwired... to Self-Destruct es menos cañero que el anterior pero suena más natural. Es agradable de escuchar y todas las canciones rayan en lo correcto, despuntando siempre en alguna de sus partes. Los stand-outs serían "Moth into Flame", "Spit Out the Bone" o "Here Comes Revenge", y sin llegar a ser exageradamente bueno o novedoso el doble CD pide más y más vueltas, dejando una sensación similar a la que dejaba Once More 'Round the Sun de Mastodon (2014).

Prácticamente cada disco de Metallica es diferente, ¿de verdad queríamos un Death Magnetic parte 2 o un vinilo imitando la época del Kill 'em All?

No hay comentarios:

Publicar un comentario