2 de noviembre de 2016

Crítica: In Flames - Battles

In Flames vuelven a la carga intentando salvar el tocado barco después del desastroso Siren Charms y con un antiguo miembro menos a bordo. ¿Puede Battles devolver la reputación a los suecos?

In Flames - Battles

Misma etapa, nueva alineación. Estamos ante el tercer trabajo sin Jesper Strömblad -último miembro fundador que quedaba- y el primero tras la salida de Daniel Svensson. El batería sustituto es Joe Rickard, que hace un trabajo digno teniendo en cuenta que poco destaca en los doce temas y más bien nos hace preguntarnos cuanto tardará Peter Iwers en salir de la banda.

Lo único salvable de Battles son los tres temas que la banda estrenó antes del LP, y esto es cuanto menos una decepción. Pegadizas pero sin nada que hacer frente a la mayor parte de la discografía de In Flames, "The Truth" y "The End" proveen tirón suficiente y melodías que si bien son muy cheesy son claramente firma de Björn Gelotte, axeman del quinteto. Más potente es "Through My Eyes", pero tampoco nos dice mucho.

Hace tiempo se dijo que Anders Fridén (vocalista) había recurrido a un productor vocal para la ocasión y de hecho que éste habría firmado alguno de los temas -algo bastante sorprendente cuanto menos-. Los temas parecen estar más centrados en el frontman pero la voz del cantante nunca nos ha convencido más allá de la época en la que comenzó a alternar guturales con melodías más acústicas, con discos como Colony o Clayman. Aquí quedan lejos de captar cualquier tipo de atención y las imitaciones de bandas comerciales son más que patentes.

2.5/5

Si bien es cierto que Battles no es tan insípido y pretencioso como Siren Charms, el LP no parece aportar nada salvo un par de temas, un par de riffs pegadizos que aún quedan bastante lejos de los de los antiguos In Flames. Y no, no estamos pidiendo el regreso de la banda al death melódico, y es que aunque nos costó aceptarlo, Reroute to Remain aportaba todo lo que los In Flames de esta década parecen intentar conseguir y no alcanzan ni de lejos: Un sonido fresco y comercial que sigue teniendo la esencia de los de Gothenburg como motor principal. Battles tiene poca o ninguna esencia.

5 comentarios:

  1. Vaya películas cuentas. Solo hablas de tu opinión sobre la trayectoria del grupo. Te has oído el disco nuevo?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola "anónimo". Gracias por leernos y tomarte la molestia en comentar. Efectivamente, conozco bien la trayectoria del grupo, por lo que tuve el privilegio de hacer la reseña. Somos un blog INDEPENDIENTE por lo que nos reservamos las opiniones (como no). He escuchado el disco muuuuchas veces antes de firmar la crítica y he de decir que a cada escucha ha sido peor. No se mantiene por si solo ni de lejos pero no compararlo con un grupo con semejante trayectoria habría sido un error.

      Saludos metálicos.

      Eliminar
  2. Coincido con la crítica, lejos de componer el bajón que significó "Siren Charms" Battles suena con menos alma, menos consistencia. Debe de haber cientos de fans a quienes les guste este nuevo sonido, pero desgraciadamente no soy uno de ellos, crecí con el sonido de Gotenburgo y conozco la trayectoria del grupo también, y soy consiente de que no regresarán a grabar un Colony, pero esperaba algo mas... Stromblad se te extraña!

    ResponderEliminar
  3. Complicado era no superar el flojísimo Siren Charms.
    Me empiezan a sonar todas las canciones iguales...
    Su baja forma en los últimos discos es la misma que en los conciertos. Recuerdo cuando les vi en la época del " come clarity " junto a Sepultura y fue apoteósico. La última vez que les vi fue en Madrid y no eran ni la sombra de entonces. 1h y 10 min. de concierto y gracias

    ResponderEliminar
  4. Mi resumen es... si este grupo se cambia el nombre nadie lo notaria... Acaba de salir a la venta el nuevo disco de flameado, que lo componen antiguos miembros de Inflames, entonces de esta forma si que entenderia este disco, un grupo nuevo con ganas de sorprender y hacer algo distinto, yo soy partidario de la evolución, pero no de el cambio y los que inflames acaba de reivindicar es un cambio musical no una evolución, así que el resumidas cuentas si miras el disco como su nombre pone Inflames, es malo como el anterior, sin nada que aportar y sin merecer mas de una escucha.

    ResponderEliminar