6 de julio de 2016

Crónica: Tuska Open Air 2016 - Viernes (1/3)

Veintiocho mil aficionados, sol, lluvia y mucha música se dieron cita en la decimonovena edición de Tuska Open Air, festival que convierte un poco más a Helsinki en una de las capitales mundiales del metal. Emplazado en Suvilahti -prácticamente en el centro-, la novedad más importante de esta edición ha sido probablemente que por primera vez en sus casi veinte años de historia la organización obtuvo los permisos necesarios para alargar la fiesta hasta media noche.


Viernes : Avantasia, Behemoth, Kvelertak...



¿Viernes? No sería justo no hablar de Tuska 2016 sin primero rebobinar hasta el jueves para transportarnos al primer Tuska Heartseekers, una pre-party en Tavastia que mezclaba tres estilos bien diferenciados. Primero el blues-rock de Shiraz Lane protagonizado sin duda por las notas agudas de Hannes Kett llegando a tal nivel que a veces es difícil creer que un hombre cante así. Después la descarga de thrash de los jovencísimos Lost Society. Y a última hora de la noche una de las sensaciones glameras de Finlandia por excelencia, Santa Cruz.

Es increíble lo bien que suena Tavastia, y es que por algo es la sala más mítica de Helsinki. Nada que objetar en los conciertos aunque el momento definitivo de la noche -con permiso del de las bandas sentando literalmente a sus asistentes- fue sin duda la versión que se marcaron los tres actos del "Paradise City" de Guns N' Roses en una jam mientras bebían cerveza sobre el escenario. Oh won't you please take me homeeeeee!.

Ahora sí. Viernes. Las primeras bandas llamadas a saltar al Radio Rock Main Stage de la soleada Helsinki eran Cattle Decapitation y Frosttide. Las largas colas nos hicieron perdernos los primeros temas "Manufactured Extinct" y "The Prophets of Loss", también primeros en el último y aclamado The Anthropocene Extinction (2015) de los Cattle. El festival empieza con buen sonido y Travis Ryan (fundador) enfoca bien sus diferentes registros vocales.


A la mitad del set abandonamos la actuación para ir a ver qué se cocía en el Inferno Stage. Se trata del ya clásico escenario indoor de Tuska y ésta vez lo inauguraban Frosttide. Los finlandeses, similares a Ensiferum o Wintersun, combinaron death melódico y power con un twist folk en un concierto de apenas media hora que también dejó buen sabor de boca. El pero es que Inferno no saca un buen sonido a bandas con tanta instrumentación, y teclados y pregrabados apenas se distinguían. Eso sí, la fiesta de cierre con la ochentera "One Night in Bangkok" no estuvo nada mal.

Vamos al escenario que nos queda. El Helsinki Stage es la otra gran novedad de Tuska 2016. Una carpa morada de gran tamaño que sirve de refugio para sol y lluvia y además está conectada con uno de los bares parecía una buena opción para continuar con los holandeses Delain y más tarde los locales Cain's Offering.

Fruto de las penas de Martijn Westerholt (ex-teclista de Within Temptation), Delain han puesto en la carretera su maquinaria sinfónica y con el aumento de fechas parecen cada vez más populares. En cuanto a Cain's Offering, qué decir... Es un placer ver juntos sobre el escenario a Timo Kotipelto (voces, Stratovarius), Jani Liimatainen (guitarra, ex-Sonata Arctica) y Jens Johansson (teclados, Stratovarius). Ambas formaciones funcionaron en cuanto a sonido cerca de la barra de mezclas pero no más allá. En cuanto a la energía, los de Kotipelto transmitían más fuerza aunque Charlotte Wessels (vocalista de Delain) no lo hizo nada mal y de hecho está en mejor forma que Timo (veremos cuando llegue a su edad).


¿Fueron Mantar los responsables del mejor concierto del festival? Con permiso de Behemoth y Avantasia, el concierto del día fue sin duda el del dúo germano. Hanno y Erinc, guitarra y batería respectivamente, ofrecían a gritos su particular visión del sludge y el espectáculo funcionó a todos los niveles. Una puesta en escena soberbia en el Inferno Stage, buen ambiente con un constante movimiento en el centro de la sala y un sonido que, ésta vez sí, rozaba la perfección... Con sólo dos trabajos el dúo se marcó un concierto de tres cuartos de hora de energía pura aprovechados al máximo, tanto que no quisimos irnos antes del final, aunque nos perdiéramos lo que comenzaba en el Main Stage. "Cross the Cross", "Era Borealis" o "Schwanenstein" han quedado para siempre grabadas en nuestras cabezas junto a las imágenes de la mole Erinc y del esquelético Hanno.


Lordi. La monstruosa formación tomaba protagonismo con su The Arockalypse Redux Show. Tuvo momentos y momentos, aunque el revival de The Arockalypse (2006) era algo que no queríamos perdernos. El LP incluye himnos del rock como el famoso "Hard Rock Hallelujah" o "They Only Come Out at Night". Retomando temas que no interpretaban desde hace años y con el escenario lleno de parafernalia de la gira de su disco más famoso su actuación duraba una hora y por supuesto se acababa con el tema con el que ganaron Eurovisión.


El concierto de Kvelertak fue un poco como su nuevo trabajo: Descafeinado aunque totalmente válido. Tal vez su self-titled de 2011 era demasiado bueno, pero es cierto que los noruegos ya no transmiten esa energía que tenían hace años y es que de hecho aún nos acordamos de cómo hace años Erlend Hjelvik escalaba por uno de los escenarios del festival hasta el punto de preocupar al personal de seguridad. La máscara de búho ya no es lo que era y el sonido del Helsinki Stage tampoco acompañaba a los primeros temas de Nattesferd (la blackera "Dendrofil for Yggdrasil" y la rockera "1985"), al menos en la zona moshpit. Otra decepción que se dejaran "Fossegrim" por el camino...


Inaugurando el nuevo horario, la traca final venia de la mano de tres actos muy esperados que comentazaban poco antes de las 20 en el escenario principal. Sufriendo con el calor Testament tocaban hasta 12 temas confirmando que el público de Tuska les aclama y repitiendo tres años después de su última actuación. "Practice What Your Preach" y "The Formation of Damnation" fueron algunos de los temas más movidos.

Acto seguido Behemoth ofrecían uno de los espectáculos indiscutibles de ésta edición. Su actuación en el Helsinki Stage destacaba por la puesta en escena increíble que se han montado para interpretar en su totalidad The Satanist, su último y mejor álbum. Ésta vez no nos podemos quejar ni de sonido ni de ejecución, aunque a las 22, después de tres bises, estábamos ya bastante fundidos.


Era la primera vez que Avantasia ofrecian un concierto en Finlandia, y por eso los de Tobias Sammet querían estrenarse por todo lo alto: Dos horas de concierto como cabezas de cartel de la primera velada de Tuska Open Air 2016.

Además del citado Sammet, hasta otros siete cantantes se sumaban a la fiesta (Ronnie Atkins, Jørn Lande, Mikael Kiske, Bob Catley, Eric Martin, Herbie Langhans y Amanda Somerville) haciendo las delicias de los fans del metal melódico y celebrando Ghostlights, lo mas nuevo de un proyecto paralelo que ahora parece haberse comido completamente a Edguy. Después de 14 temas todas las estrellas de Sammet saltaban al escenario para cerrar con "Sign of the Cross / The Seven Angels" en un concierto en el que Kiske y Lande brillaron con luz propia. La primera jornada había finalizado pero aún quedaba mucho fin de semana por delante.

Mañana, la segunda entrega.

No hay comentarios:

Publicar un comentario