27 de julio de 2016

Amoral se separan

Apenas cinco meses después de su comeback, los finlandeses Amoral anuncian su separación definitiva. La banda había recuperado hace poco a su vocalista original Niko Kalliojärvi, que ahora además aportaba sus nuevas dotes como guitarrista, pero parece ser que los diferentes miembros quieren ir por caminos diferentes.

Amoral 2016

Sin diferencias musicales, ésto se trata de gente diferente queriendo cosas diferentes en éste momento, expresa un comunicado en el que se habla de nuevos proyectos, y de los que serán los últimos shows de la banda, por supuesto en su país natal. Y la verdad es que dichos planes no suenan nada mal.

Aunque la despedida definitiva será en Tavastia a principios de 2017 (el 5 de enero) incluyendo antiguos miembros y un extenso repaso discográfico, en unas semanas Amoral interpretarán como quinteto y con Kalliojärvi como protagonista temas de sus tres primeros discos en un par de fechas locales. Sin teclados. Sin voces limpias. Sólo techno thrash punterio como si fuera 2007 de nuevo.


Nos quedamos con un vídeo (arriba) de dicha época (de hecho de 2006) con Jeff Walker (Carcass) como invitado, en Tavastia, e interpretando el mítico "Soldiers Under Command" de Stryper.

Crónica: Be Prog! My Friend 2016

Voy a comenzar esta crónica, por llamarlo de alguna manera, con una cita de mi gran amigo Sibert: “todos los masterplans tienen su lado FAIL”. Pues eso, yo viajaba el viernes nada más terminar mi jornada laboral intensiva en avión desde Madrid a Barcelona, el famoso pont aeri, donde me iba a encontrar con mi querido hermano el cual venía desde Milán. Ambos habíamos comprado tanto el vuelo de ida como el de vuelta de forma que más o menos coincidiéramos en el aeropuerto del Prat. Y sí, si hacéis un poco de memoria, fue el famoso fin de semana fatídico de Vueling.

Be Prog My Friend - Estereozine

Fecha: 1 y 2 de julio. Poble Espanyol, Catalonia, Spain

Texto e imágenes: Charles Vástaguess


En definitiva, que yo llegué a mi hora (con Iberia) y tenía tiempo libre por delante, por lo que me bajé en la Plaza de Cataluña y eché a andar por el Paseo de Gracia con mi maleta cargada de sueños hasta Lesseps, donde habíamos reservado un hostal de dudosa reputación. El sol apretaba bastante, por lo que mi caminata, en un principio vitalista y agradecida culturalmente, se convirtió en una especie de penitencia o, como decimos en familia, en un “reto chanclas”. Después de perder unos cuantos kilos y soltar lastre (literal y metafóricamente hablando) en el hospicio, mi hermano seguía sin despegar, por lo que podemos decir que por desgracia aquí concluye la crónica del primer día del Be Prog.

Bromas aparte, la verdad es que ese primer día tenía mucha curiosidad por ver fundamentalmente a las bandas Exxasens (catalanes by the way) y The Pineapple Thief, que son las que había escuchado algo y me habían sorprendido gratamente, aunque a posteriori me comentaron que esta primera jornada en general, digamos que con los “suplentes” del cartel, resultó ser más que digna.

Anneke Van Giersbergen, Between the Buried & Me


Avanzando sin más dilación hasta el sábado a mediodía, la hermandad al completo estaba ya metiéndose para el cuerpo unos revitalizadores platos combinados king size por la zona de Poble Sec para tratar de recuperar fuerzas (si, en cuanto llegó mi hermano por fin, nos metimos una buena farra para compensar el FAIL), ya emocionados y con la mirada puesta en el épico día que teníamos por delante.

Tras un agradable paseo en taxi subiendo Montjuic (recordando las Olimpiadas, con sus saltos de trampolín con la panorámica de la ciudad de fondo, Fermín Cacho con su manía persecutoria, Guardiola con la selección, la flecha fake de Legolas…), llegamos por fin a ese lugar conocido como Poble Espanyol. Los numerosos asistentes estaban congregados en corrillos de tertulia birra en mano esperando pacientemente en una larga cola bajo un sol que caía a plomo, por lo que cívicamente nos dispusimos a seguir su ejemplo, pero, para nuestra fortuna, me encontré con mi amigo Dani que hacía una infinidad de tiempo que no veía y nos coló vilmente con el beneplácito de sus compañeros progs.

Una vez asentado el proceso de adopción, excitados por las arengas y charlas mantenidas con nuestros nuevos camaradas, finalmente accedimos al recinto. Previamente había visto imágenes del lugar, pero aun así, me sorprendió muchísimo: un gran escenario con techo ovalado situado en el centro de una especie de plaza medieval, rodeado por unos soportales donde se podía disfrutar de bares con cerveza artesana, tradicionales, puestos de comida para todos los gustos, tiendas de souvenirs, una máquina expendedora de monedas con el rostro de jugadores de Barça WTF!…con ese entorno del medievo y con tantas melenas al viento por metro cuadrado, quizás eché en falta alguna que otra herrería para podernos forjar unas buenas hojas de acero Valyrio. Además, situado en una de sus esquinas, había una especie de “quiosco de música”, donde la organización del festival situó su puesto de merchandasing.

Mejor que mis penosas fotos, vídeo mangado de YouTube por la face ;-)


Nada más entrar, nos dirigimos como pollo sin cabeza a la barra con el objetivo de degustar la cerveza Pale Communion, cerveza de los suecos Opeth (si una banda tiene su propia cerveza, RESPECT), cuyo nombre coincide con el de su último disco hasta la fecha, pero por desgracia los progs del día anterior se la habían ventilado rápidamente y ya no quedaban. Tras este pequeño traspiés, nos pedimos las primeras Moritz, que también está muy rica, y de ahí camino a la cola de espera del merchandasing para ataviarnos con complementos progs e irnos de paso impregnando de la atmósfera festivalera.

Durante la espera consumista, dió comienzo el primer concierto de la jornada, el de Anneke Van Giersbergen que presentaba su proyecto The Gentle Storm, mujer escandinava de voz infinita acompañada por una banda bastante metalera de la vieja escuela y con una corista que se me antojó un tanto innecesaria. Su espectáculo la verdad es que nos dejó un poco ni fú ni fá, quizás estábamos más pendientes de nuestras compras y de controlar la ubicación de cada uno de los servicios que ofrecía el festival (las barras y aseos fundamentalmente), aunque opino que fueron demasiados gorgoritos para mi gusto, pese a ello estuvo bien como plataforma de lanzamiento de los pepinos que estaban por llegar.

Ya metidos en la arena, en un sitio bien centrado frente al escenario, los siguientes en tocar fueron Between the Buried and Me, que me pareció sin duda, una de las bandas más raras musicalmente hablando que he visto en mi vida: brutales, con cambios de ritmos constantes cada pocos segundos que, para un oyente primerizo como era mi caso, se hacía un tanto complejo de digerir, pero a su vez se hacía patente la maestría de estos músicos a la hora de realizar ese tipo de composiciones. La frase después de la impresión que me causó su descarga de una hora de duración fue: “me los tengo que catar tranquilamente”.

Magma


¡Y otro!


Turno ahora de la mítica banda francesa Magma, fundada a finales de los años sesenta, y que tienen un estilo musical un tanto peculiar que paso luego a describir brevemente, sin duda petición expresa del freak Steven Wilson, que no hace más que confirmar que este hombrecillo imberbe de melena cuidada y de mirada intelectual tuvo una infancia de lo más extraña, con una mente inundada de movidas paranormales.

El fondo del escenario presidido por el logotipo de la banda, una especie de calamar gigante rojo sobre fondo negro, que me hace pensar en los Greyjoy de Juego de Tronos con su icono del Kraken y el lema “nosotros no sembramos”, “lo que está muerto no puede morir”, el “liberad al Kraken” de Furia de Titanes, etc...

Saltan al escenario un conjunto de señores y señoras sexagenarios junto con un adolescente que según creo es hijo (¿o nieto?) de uno de ellos. La formación es un batería, un bajista, el adolescente guitarrista, un señor con un xilófono y con algún tecladillo, dos cantantes femeninas y otro varón de aires ibicencos. Comienza el show, yo convencido de que cantaban en francés, después veo que no, pienso en el esperanto, miro a mi hermano, él mira a mí, ambos miramos a nuestro colega Dani, y se confirman las sospechas: estos tipos se inventaron un idioma. Me meto en la Wikipedia para apoyar el WTF con pruebas, y copio literalmente:

(...) normalmente considerado como el creador del estilo de música conocido como zeuhl, aunque también se le incluye dentro de la corriente Rock In Opposition (RIO).

Me quedo igual que estaba y sigo investigando:

El grupo desarrolla a lo largo de su discografía unos álbumes conceptuales en los que se cuenta la historia de Kobaïa, un planeta ficticio en el que se asientan un grupo de refugiados que huyen de La Tierra. Las letras de todos los álbumes están en un lenguaje inventado por Vander (líder del grupo y baterista), el kobaïano. El término zeuhl, el cual es utilizado para definir esta música, proviene de dicho idioma, y significa "celestial".

Vale, todo bien, esto me va gustando, yo amante de la ciencia ficción. Ya con todos los sentidos puestos en el show, los presentes quedamos atrapados en esta suerte de música ritual que prácticamente te hacía entrar en trance y que parecía que en cualquier momento podía culminar en un rito masónico, un sacrificio satánico, una orgía o alguna ofrenda a Lucifer. Conclusión, me gustó el concierto y sobre todo, los asistentes quedamos ya completamente inmersos y sumisos a los dos grandes pesos pesados del cartel que eran los siguientes en salir a la palestra.

Opeth


Imagen de archivo...


Los primeros fueron los suecos Opeth, con su carismástico y venerado líder a los mandos, Mikael Åkerfeldt, “Miguelito” para los amigos. Todos de riguroso negro (todavía pegada bien el Lorenzo, se tenían que estar asando), comenzaron la descarga con "Cusp of Eternity", uno de los temazos de su último disco, con el que se desató la locura de los allí presentes, pese a que la voz y la guitarra del capo no se oían como deberían. En uno de sus numerosos speechs, Miguelito confirmó que tenía la voz al 30%, por lo que algunos de los presentes, entre los que me incluyo, se sintió un tanto decepcionado puesto que las expectativas para con este concierto eran muy muy altas. Prosiguió la lluvia de hachas vikingas rescatando temas de todos y cada uno de sus discos durante cerca de dos horas (se fueron un rato antes de lo previsto) para alegría de muchos de sus fans, y para frustración mía que muy iluso pensaba que tocarían bastantes canciones del Deliverance y del Damnation, los discos que más me gustan y que me atrevo a calificar como obras maestras. Cayeron una de cada uno: "To Rid the Disease" y, cómo no, para cerrar su concierto, "Deliverance". Pero, ¿y lo que hubiéramos disfrutado con la imponente "Master's Apprentices"? Una verdadera lástima.

Entre canción y canción, bajo el cántico “Miguelito, Miguelito...”, éste comenzó su particular festival de la comedia y alabanzas al resto de grupos del cartel: que si vamos a tocar tal canción, pero es broma y tocamos esta otra, que si Steven Wilson era la diva del rock, que tocar después de Magma era como si en los setenta fuéramos teloneros de Led Zeppelin, y un largo etc. La verdad es que el tipo tiene bastante gracia y ya con escuchar esa voz te callas y le ríes todo lo que diga, pero en mi opinión no estuvo a la altura del evento y de mis expectativas personales, además de que me dió la impresión de que tenía demasiados aires de estrella.

En definitiva, me gustó el concierto de Opeth, pero sé que podría haber sido mucho mejor, por eso me cito con ellos la próxima vez que vengan por aquí para que me hagan tragar estas pequeñas ofensas que les he dedicado anteriormente.

Steven Wilson


Be Prog My Friend Steven Wilson - Estereozine

Ésta sí es mía pero le he dado un toque proggie



Turno ahora ya para el cabeza de cartel, la diva del rock, el que nunca hace nada, el Dios del Prog, Sir Steven Wilson.

Para mí, la cuarta vez que me disponía a disfrutar del genio, una vez lo descubrí con Porcupine Tree en el Sonisphere 2010 y me dejó flipando en colorines. Tras el idilio, gocé con su show de presentación en el hotel Auditorium de Madrid de su tercer disco en solitario The Raven That Refused to Sing y ya en septiembre del pasado año con la gira del Hand Cannot Erase.

Comienzan a proyectarse imágenes de un edificio de viviendas de Alcorcón por ejemplo, luces encendidas en algunos, persianas bajadas en otros, se huele hasta el tufo de las comidas familiares, discusiones de pareja, uno echándose un cigar, otro con la maldita colada... en definitiva, “la puta bida tete” o la “Routine” para los puristas.

Sale Adam Holzman en plena oscuridad, se sienta en su butaca, y arranca las primeras notas en su piano de "First Regret" para abrir la interpretación del aclamado álbum Hand cannot erase, mientras poco a poco en medio de la penuria saltan al escenario los demás miembros de la banda (el bajista Nick Beggs, Craig Blundell a la batería, el guitarrista Dave Kilminster y polifacético Wilson) ante la aclamación de los fans ya prestos para experimentar el momento más esperado del festival.

Comienzan a caer temas del último largo del grupo, mención especial para "Routine", en mi opinión una de las mejores canciones que he oído nunca, un tema que pese a las infinitas escuchas que le he dedicado, no me deja de emocionar. Ojalá algún día pueda vivirlo en directo con Ninet Tayeb en el escenario aportando su desgarradora voz a esta obra maestra.
Canción tras canción, mi hermano recibía mis golpes en el brazo fruto de mi incredulidad ante lo que mis ojos estaban visionando, le dí una verdadera paliza, cariñosa eso sí. A esto se sumaban los actos de exaltación de la amistad para con los nuevos amigachos con los que tuvimos el placer de vivir este festival y con los que espero reencontrarme próximamente en algún otro concierto, qué gente más maja.


Con "Home Invasion" y "Regret #9", Adam Holzman se lució con sus teclados mientras que Kilminster (que no es manco, guitarrista que acompaña a Roger Waters en sus giras, nada más) nos hizo olvidar por completo al virtuoso Guthrie Govan con ese sólo de guitarra épico con el que concluye esta última canción. El apoteosis llegó a cotas ya desproporcionadas con "Ancestral", con esa parte metalera oscura que nos hizo perder la cabeza y de paso ejercitar nuestros cuellos. Ya Wilson armado con su guitarra acústica finalizó la interpretación del álbum con "Happy Returns".

Entre medias, la diva dedicó unas palabras a las tristes pérdidas que había sufrido el panorama musical este año, mencionando a Prince y Bowie, y homenajeando a este último interpretando "Lazarus" (la suya, no la de Bowie).

En algún momento del espectáculo, Wilson pareció asomarse al backstage en busca de su amigo Miguelito, presumiblemente para tocar algún tema juntos (alguno de su banda Storm Corrossion, quien sabe si "Deadwing", "Death Whispered a Lullaby", soñar es gratis), momento con el todos fantaseábamos con presenciar pero que por desgracia no tuvo lugar.
Repasó sus anteriores discos en solitario, con "Harmony Korine" de Insurgentes y con "Index" del Grace for Drowning. A este último tema le dieron una vuelta de tuerca que fue espectacular, comenzando la canción sólo con voces y chasquidos de dedos e incorporando unos solos de batería que fueron una verdadera locura donde Blundell literalmente se cubrió de gloria.

Cayeron los dos misiles de su último “medio disco” lanzado este año, 4 ½, “Vermillioncore”, canción íntegramente instrumental con un Nick Beggs inconmensurable, y la versión de "Don’t Hate Me" de Porcupine Tree, que varía respecto a la original en que Beggs le añade una línea de bajo nueva que le dá otro aire a la canción, se completa la psicodelia de los vientos y guitarras con pasajes de sintetizadores marcianos y la voz de Ninet en los estribillos (otra vez la eché en falta, aunque Wilson sin duda se ha puesto las pilas en cuanto a cantar se refiere y cumplió con creces).
Los fans de Porcupine Tree además de con “Lazarus”, pudimos gozarlo de lo lindo con “The Sound of Muzak” y “Sleep Together” muy agradecidas y coreadas por los allí presentes.

Para cerrar el concierto, un emocionante "The raven that refused to sing" que puso la guinda a un concierto que puedo calificar, sin atisbo alguno de duda, como el mejor que he presenciado hasta la fecha.

Con el público ya saciado con el recital de Wilson y los suyos, era el turno de la última banda del festival, Textures, de los que sólo presencié sus primeros temas y que me dejaron una buena impresión, pero yo ya estaba con la cabeza en otro sitio, todavía absorto en la tarea de asimilar lo experimentado con el show del genio, una sensación de felicidad y de expectativas cumplidas sobradamente que me hizo perder el interés en este último concierto.

Todavía embriagado por el cúmulo de sentimientos eufóricos, en plena ataraxia, consciente de que ya la noche no podría mejorar, recibí la ansiada llamada que tornó una velada inmejorable en realmente inolvidable.

23 de julio de 2016

¡Gira de Kvelertak en noviembre!

Los noruegos Kvelertak visitan España con su espectacular directo en dos fechas diferentes. Madrid y Barcelona en noviembre, con el frío ya entrado en una gira en la que queda abierto el slot de los invitado actuarán como invitados los americanos Skeletonwitch y su thrash riffero y oscuro.

Kvelertak

La banda acaba de lanzar Nattesferd, un tercer LP donde tal vez dan un mayor protagonísmo a la parte rock, dejando en segundo plano un metal extremo que por supuesto sigue presente. No estábamos seguros de que fueran a parar en la península pero se acaba de confirmar.

Temas como "1985" o "Berserkr" retumbarán seguro en Arena (Madrid) y Razzmatazz 2 (Barcelona), y clásicos como "Mjød" y "Bruane Brenn" no pueden quedar en el tintero. Las entradas salen a 25€ mas gastos de gestión.

Kvelertak + Skeletonwitch en España


Fechas:
  • Sábado 26 de noviembre - Barcelona (Razzmatazz 2)
  • Domingo 27 de noviembre - Madrid (Arena)
Entradas: Ticketea (Madrid, Barcelona)
Más información: NoiseOnTour

22 de julio de 2016

Sonata Arctica: Portada de "The Ninth Hour"

Sonata Arctica anunció hace unos días que habían completado la producción de su nuevo disco y ahora dan todos los detalles. Tony Kakko y sus chicos vuelven con The Ninth Hour en otoño. Se trata del noveno álbum de la banda.

Sonata Arctica - The Ninth Hour

Producido por ellos mismos, el sonido seguirá los derroteros de un Pariah's Child (2014) que en cierto modo recuperaba la esencia de los primeros trabajos de la banda. La portada da pistas al respecto, mostrando madurez y evocando al pasado con la ya clásica figura del lobo como uno de los detalles protagonistas.

The Ninth Hour sale a la venta el 7 de octubre, fecha a partir de la cual los finlandeses prometen embarcarse en una gira europea junto con sus compañeros de discográfica Twilight Force.

Crítica: National Suicide - Anotheround

Los italianos National Suicide siguen vivos. No porque lo dijera el título de su debut (The Old Family Is Still Alive, (2009)) sino porque su segundo disco ve hoy la luz: Anotheround.

National Suicide - Anotheround

En ocasiones es conveniente desconectar de bandas que tratan de innovar u ofrecer algo nuevo y pasar un buen rato con heavy y thrash clásico, bien ejecutado y que en cierto modo parodia esa seriedad que a veces caracteriza la escena, y eso es precisamente lo que ofrecen National Suicide: Retro-thrash gritón, resultón y que evoca a la vez que parioda a bandas tipo Overkill o Exodus.

Las grandes cartas de la formación son sin duda el joker Stefano Mini, vocalista gritón al que todavía escuchamos repetir las pegadizas "Sucks n' Artillery" y "Let Me See Your Pogo" del debut, y el as de la guitarra Tiziano "Tiz" Campagna que repite ofreciendo unos riffs sencillamente pegadizos y puramente thrasheros. Lejos de intentar reinventarse, Anotheround es otra ronda de apenas media hora de duración totalmente disfrutable y que se mueve por los mismos derroteros cachondos demostrados en cada uno de los nueve temas, incluyendo la track de apertura "No Shot No Dead" o "What the Fuck Is Going' On?"

3/5

¿Cambia Anotheround algo en el panorama metálico actual? No, pero sin duda nos ofrece un buen rato para desconectar, divertirnos y reirnos un poco del thrash metal aun bañándonos totalmente en él.

19 de julio de 2016

Opeth: Portada y detalles de "Sorceress"

No habrá que esperar mucho para Sorceress, el nuevo trabajo de Opeth del que os hablábamos hace unos días. Once temas y una llamativa portada son las novedades del LP de los suecos, que verá la luz nada más acabar el verano.

Opeth - Sorceress

Concretamente el viernes 30 de septiembre, dentro de apenas dos meses. La portada, con un llamativo y malvado pavo real como protagonista, ilustra un álbum del que Åkerfeldt (guitarra, vocalista) dice estar orgulloso y con el que la banda está realmente satisfecha. El proceso de composición ha durado medio año mientras que la grabación apenas unas semanas. Creado en los Rockfield Studios en Gales, por supuesto los suecos vuelven a hablar de un nuevo paso adelante. O al lado, o hacia atrás, declaraciones que ya han hecho a más de uno pensarse si habrá algún que otro growl y death metal en el trabajo de los ahora exclusivamente progresivos Opeth.

Sea como sea, estamos seguros de que será un gran trabajo, y estaremos atentos a la filtración de un primer sencillo que debería ver la luz durante las próximas semanas.

Opeth - Sorceress


01. "Persephone"
02. "Sorceress"
03. "The Wilde Flowers"
04. "Will O The Wisp"
05. "Chrysalis"
06. "Sorceress 2"
07. "The Seventh Sojourn"
08. "Strange Brew"
09. "A Fleeting Glance"
10. "Era"
11. "Persephone (Slight Return)"

Fecha de lanzamiento: Viernes 30 de septiembre de 2016
Etiqueta: Nuclear Blast
Más información: Opeth

14 de julio de 2016

Dark Tranquillity anuncian "Atoma"

Ya estaban tardando. Dark Tranquillity vuelven desde Göteborg con Atoma, su nuevo trabajo. Tres años después de Construct (2013) y dos discos después de su último éxito comercial y de crítica Fiction (2007) la formación de death melódico lanzará su decimoprimer LP.

Dark Tranquillity 2016

La fecha elegida es el 4 de noviembre y se editará a través de Century Media. Atoma está aún en proceso de grabación y la banda no se atreve a describir lo que nos encontraremos, aunque los suecos aseguran estar deseosos de compartir el material.

Como todo queda en casa el LP se está grabando en el Rogue Music de Martin Brändström (teclados), en la propia Göteborg. La mezcla correrá a cargo de David Castillo, conocido por haber trabajado con Katatonia, Opeth y Candlemass, mientras que la portada, que aún no tenemos, estará firmada por Niklas Sundin (guitarra).

Podéis seguir el proceso de grabación a través de los clips que Dark Tranquillity publican periódicamente en su página oficial de Facebook, y quien sabe si dusfrutar de nuevo material en el próximo Leyendas del Rock que se celebra del viernes 12 al domingo 14 de agosto en Villena.

8 de julio de 2016

Crónica: Tuska Open Air 2016 - Domingo (3/3)

Con las actuaciones de viernes y sábado a nuestras espaldas, la última jornada de Tuska Open Air no sólo se presentaba más tranquila por el menor número de conciertos sino porque decidimos tomárnoslo con calma. Las primera parada, el Helsinki Stage: La lluvia apenas nos dio tregua el pasado domingo.




Domingo : Children of Bodom, Gojira, Diablo...


Multi-instrumentalista y compositora, la creencia popular es que Amalie Bruun es americana, pero lo cierto es que nació en Dinamarca. Desde hace unos años Myrkur y su música son foco de discusión sobre si es auténtico black metal, si hay que tomárselo en serio o incluso si es metal. La culpa parecen tenerlas las composiciones ambientales y el sobre-uso de voces limpias en M, su debut. No estamos seguros de si darle el visto bueno o no al LP pero con el concierto sí que lo hacemos. Sin llegar a ser espectacular, música y escenografía estuvieron sobre la media, y además se marcó lo que todos esperábamos: El mítico "Song To Hall Up High" de Bathory.


¿Hatebreed con la que está cayendo? Mejor nos quedamos donde estamos preparándonos para Diablo. Con una larga carrera a sus espaldas, los Diablo Bros son una buena forma de escuchar death melódico, groove e incluso progresivo al mismo tiempo. Silvër Horizon (2015) fue el protagonista de los sesenta minutos de un concierto, que arrancaba con "The Call" y contaba con hasta una decena de temas. Potentes pero asequibles, un grupo que sin duda nos gustaría ver por el sur.


Gojira optaron por ocupar la parte interior del escenario principal para evitar disgustos con la lluvia, ofreciendo un concierto que era uno de los más esperados del festival. Los mejores temas del recién lanzado Magma, "Oroborus", "L'Enfant Sauvage"... No nos podemos quejar del setlist aunque tal vez el ambiente no acompañaba del todo. Aún siendo un buenísimo concierto parecía que les faltaba fuelle. ¿Mejor en sala?


Cansados y dejando atrás a Katatonia, llegaba el punto final. Children of Bodom son seguramente una de las cinco bandas finlandesas más aclamadas dentro y fuera del país, y parece que últimamente echan de menos los viejos tiempos. El concierto fue variado pero estaba protagonizado por temas de primeros trabajos tan agresivos como "Lake Bodom", "Silent Night, Bodom Night" o "Downfall". Netta Skog (acordeonista de Ensiferum) hacía varias colaboraciones y nosotros nos volvíamos a llenar de barro llegando a disfrutar de hasta tres bises y un total de 15 canciones. Estos tíos siempre son una apuesta segura.


Tuska se reafirma como un festival diferente, un evento en el que puedes disfrutar de una sauna entre concierto y concierto y en el que sin duda la gente es diferente. El ambiente metálico que se vive dentro y fuera del recinto es una experiencia que no queremos dejar de repetir. La próxima edición promete ir un paso más allá y es que Tuska Open Air cumple 20 años en 2017.

De momento ya hay detalles sobre un libro que celebrará las dos décadas con fotografías y experiencias de los asistentes, y también unas fechas marcadas en el calendario: 30.6. - 3.7.2017. Have you booked your flights yet?

7 de julio de 2016

Crónica: Tuska Open Air 2016 - Sábado (2/3)

Volvemos con nuestra crónica de Tuska Open Air 2016. Sólo uno de los días se colgó el cartel de no hay billetes: El sábado, donde el plato principal fueron unos Ghost en los que el Papa estuvo más inspirado que en su última gira, pero antes de eso tenemos muchos grupos por delante.



Sábado : Ghost, Anthrax, Stam1na...


Local de Helsinki, Brymir es otra formación que podríamos meter en el saco de los Ensiferum, Wintersun, Equilibrium... Su último disco Slayer of Gods mejora considerablemente el anterior, por lo que aunque fuera el primer grupo del sábado y la resaca de los bares de la capital finesa aún durara, no queríamos perdérnoslo. Con el escenario principal a medio gas, el acto fue ideal para comenzar con un festival de coros y teclados que nos preparaba para el primer plato contundente del día.


Maestros del folk oscuro y naturales de Irlanda, Primordial comenzaban el bolo con la ya clásica "Where Greater Men Have Fallen" que da nombre a su último álbum de 2014. Debido a la densidad de sus composiciones tal vez habría sido mejor programarlos un poco más tarde y con menos calor apretando, pero la verdad es que los de Alan A. Nemtheanga son todo un espectáculo dentro y fuera del escenario y su mezcla de guturales y gritos célticos es de lo que no hay. Muy buen sonido, en parte debido a la ausencia de viento.


Grata sorpresa la de los electro-industriales Turmion Kätilöt. El escenario principal se llenaba completamente para convertirse en una auténtica rave con globos hinchables y miles de personas dando botes como locas. Sin duda uno de esos conciertos que te hacen cambiar la opinión que tienes sobre una banda que en ésta ocasión lo dió todo y que además se metió a todos en el bolsillo.


Omnium Gatherum son ya un clásico de Tuska. La increíble fuerza de Jukka Pelkonen ha hecho que nos olvidemos incluso de unos primeros trabajos que optaban más por la agresividad que por las partes atmosféricas y progresivas de lo más nuevo. Por su parte, Markus Vanhala, fundador de la banda, volvió a demostrar sus excelentes dotes a la guitarra en el Helsinki Stage. Con permiso de "Skyline" y "Frontiers", la mejor fue "Nail", tema principal de The Redshift (2008).

Turno para el death técnico de Obscura. Un señor concierto de hasta diez temas entre los que se incluyeron "Ten Sepiroth" (con la que abrían), "Akróasis", "Ode to the Sun" o el mítico "Centric Flow" de su LP más popular, Cosmogenesis (2009). Pese a los recientes cambios en la formación, Akróasis se confirma como uno de los trabajos técnicos del año y el cuarteto dejó más que probada su química en el Main Stage.


Aún tenemos moratones, heridas y no hemos logrado sacarnos el barro. El moshpit de Anthrax fue seguramente el más brutal de Tuska 2016. Hit tras hit ("Caught in a Mosh", "Madhouse", "Among the Living", "Antisocial"...), Belladonna no sólo ha mejorado sino que los temas de For All Kings sonaron igual o mejor que en estudio. Por favor, que contraten a Anthrax como acto permanente en el festival. RIP camiseta de STONE, 2015 - 2016 :(. Por cierto, la entrevista de Scott Ian en la carpa de artistas atrajo a más gente que muchos conciertos...


Havok se vieron obligados a cambiar su turno con Lord Vicar pero no podíamos perdernos a Stam1na así que nos quedamos con las ganas de más thrash. Stam1na!. La actuación de la banda de Antti "Hyrde" Hyyrynen y compañía cambiaba la playa por la oscuridad en un setlist potentísimo que incluía trallazos como "Panzerfaust", "Ristiriita" o "Kuudet raamit". Incluyendo éste último, hasta 6 temas de Elokuutio, un álbum que volvemos con muchas ganas de retomar y que sobre el escenario tuvo un enfoque más oscuro que nos hacía meternos una y otra vez en la zona de pogo. ¡Hasta nos olvidamos del mejorable sonido dentro de la carpa!


Como decíamos en la primera parte de la crónica, Ghost tuvieron parte de la culpa de que el sábado hubiera sold-out en Tuska. Daba igual la lluvia, todo el mundo quería ver a Papa Emeritus III y a sus Nameless Ghouls. Más inspirados que en su última gira y con un muy buen sonido, el set repasaba la corta discografía de la banda poniendo especial énfasis en Meliora, un disco lleno de composiciones magistrales que fue de lo mejor del año pasado. Es increíble lo mucho que cambian las cosas: Hace unos años la banda apenas tuvo unos minutos en uno de los escenarios pequeños. En cambio en esta edición Papa y cía cerraban en el mayor concierto y siendo seguramente los mayores vendedores de billetes del evento, permitiéndose además el lujo de hacer llover dinero sobre los miles de fieles que les acompañaban hasta medianoche.

Después de pasar unas horas en el conocido pub Bakkari, volvemos, no sabemos cómo, a nuestros alojamientos. Ya solo queda la jornada del domingo, que podréis leer mañana.

6 de julio de 2016

Crónica: Tuska Open Air 2016 - Viernes (1/3)

Veintiocho mil aficionados, sol, lluvia y mucha música se dieron cita en la decimonovena edición de Tuska Open Air, festival que convierte un poco más a Helsinki en una de las capitales mundiales del metal. Emplazado en Suvilahti -prácticamente en el centro-, la novedad más importante de esta edición ha sido probablemente que por primera vez en sus casi veinte años de historia la organización obtuvo los permisos necesarios para alargar la fiesta hasta media noche.


Viernes : Avantasia, Behemoth, Kvelertak...



¿Viernes? No sería justo no hablar de Tuska 2016 sin primero rebobinar hasta el jueves para transportarnos al primer Tuska Heartseekers, una pre-party en Tavastia que mezclaba tres estilos bien diferenciados. Primero el blues-rock de Shiraz Lane protagonizado sin duda por las notas agudas de Hannes Kett llegando a tal nivel que a veces es difícil creer que un hombre cante así. Después la descarga de thrash de los jovencísimos Lost Society. Y a última hora de la noche una de las sensaciones glameras de Finlandia por excelencia, Santa Cruz.

Es increíble lo bien que suena Tavastia, y es que por algo es la sala más mítica de Helsinki. Nada que objetar en los conciertos aunque el momento definitivo de la noche -con permiso del de las bandas sentando literalmente a sus asistentes- fue sin duda la versión que se marcaron los tres actos del "Paradise City" de Guns N' Roses en una jam mientras bebían cerveza sobre el escenario. Oh won't you please take me homeeeeee!.

Ahora sí. Viernes. Las primeras bandas llamadas a saltar al Radio Rock Main Stage de la soleada Helsinki eran Cattle Decapitation y Frosttide. Las largas colas nos hicieron perdernos los primeros temas "Manufactured Extinct" y "The Prophets of Loss", también primeros en el último y aclamado The Anthropocene Extinction (2015) de los Cattle. El festival empieza con buen sonido y Travis Ryan (fundador) enfoca bien sus diferentes registros vocales.


A la mitad del set abandonamos la actuación para ir a ver qué se cocía en el Inferno Stage. Se trata del ya clásico escenario indoor de Tuska y ésta vez lo inauguraban Frosttide. Los finlandeses, similares a Ensiferum o Wintersun, combinaron death melódico y power con un twist folk en un concierto de apenas media hora que también dejó buen sabor de boca. El pero es que Inferno no saca un buen sonido a bandas con tanta instrumentación, y teclados y pregrabados apenas se distinguían. Eso sí, la fiesta de cierre con la ochentera "One Night in Bangkok" no estuvo nada mal.

Vamos al escenario que nos queda. El Helsinki Stage es la otra gran novedad de Tuska 2016. Una carpa morada de gran tamaño que sirve de refugio para sol y lluvia y además está conectada con uno de los bares parecía una buena opción para continuar con los holandeses Delain y más tarde los locales Cain's Offering.

Fruto de las penas de Martijn Westerholt (ex-teclista de Within Temptation), Delain han puesto en la carretera su maquinaria sinfónica y con el aumento de fechas parecen cada vez más populares. En cuanto a Cain's Offering, qué decir... Es un placer ver juntos sobre el escenario a Timo Kotipelto (voces, Stratovarius), Jani Liimatainen (guitarra, ex-Sonata Arctica) y Jens Johansson (teclados, Stratovarius). Ambas formaciones funcionaron en cuanto a sonido cerca de la barra de mezclas pero no más allá. En cuanto a la energía, los de Kotipelto transmitían más fuerza aunque Charlotte Wessels (vocalista de Delain) no lo hizo nada mal y de hecho está en mejor forma que Timo (veremos cuando llegue a su edad).


¿Fueron Mantar los responsables del mejor concierto del festival? Con permiso de Behemoth y Avantasia, el concierto del día fue sin duda el del dúo germano. Hanno y Erinc, guitarra y batería respectivamente, ofrecían a gritos su particular visión del sludge y el espectáculo funcionó a todos los niveles. Una puesta en escena soberbia en el Inferno Stage, buen ambiente con un constante movimiento en el centro de la sala y un sonido que, ésta vez sí, rozaba la perfección... Con sólo dos trabajos el dúo se marcó un concierto de tres cuartos de hora de energía pura aprovechados al máximo, tanto que no quisimos irnos antes del final, aunque nos perdiéramos lo que comenzaba en el Main Stage. "Cross the Cross", "Era Borealis" o "Schwanenstein" han quedado para siempre grabadas en nuestras cabezas junto a las imágenes de la mole Erinc y del esquelético Hanno.


Lordi. La monstruosa formación tomaba protagonismo con su The Arockalypse Redux Show. Tuvo momentos y momentos, aunque el revival de The Arockalypse (2006) era algo que no queríamos perdernos. El LP incluye himnos del rock como el famoso "Hard Rock Hallelujah" o "They Only Come Out at Night". Retomando temas que no interpretaban desde hace años y con el escenario lleno de parafernalia de la gira de su disco más famoso su actuación duraba una hora y por supuesto se acababa con el tema con el que ganaron Eurovisión.


El concierto de Kvelertak fue un poco como su nuevo trabajo: Descafeinado aunque totalmente válido. Tal vez su self-titled de 2011 era demasiado bueno, pero es cierto que los noruegos ya no transmiten esa energía que tenían hace años y es que de hecho aún nos acordamos de cómo hace años Erlend Hjelvik escalaba por uno de los escenarios del festival hasta el punto de preocupar al personal de seguridad. La máscara de búho ya no es lo que era y el sonido del Helsinki Stage tampoco acompañaba a los primeros temas de Nattesferd (la blackera "Dendrofil for Yggdrasil" y la rockera "1985"), al menos en la zona moshpit. Otra decepción que se dejaran "Fossegrim" por el camino...


Inaugurando el nuevo horario, la traca final venia de la mano de tres actos muy esperados que comentazaban poco antes de las 20 en el escenario principal. Sufriendo con el calor Testament tocaban hasta 12 temas confirmando que el público de Tuska les aclama y repitiendo tres años después de su última actuación. "Practice What Your Preach" y "The Formation of Damnation" fueron algunos de los temas más movidos.

Acto seguido Behemoth ofrecían uno de los espectáculos indiscutibles de ésta edición. Su actuación en el Helsinki Stage destacaba por la puesta en escena increíble que se han montado para interpretar en su totalidad The Satanist, su último y mejor álbum. Ésta vez no nos podemos quejar ni de sonido ni de ejecución, aunque a las 22, después de tres bises, estábamos ya bastante fundidos.


Era la primera vez que Avantasia ofrecian un concierto en Finlandia, y por eso los de Tobias Sammet querían estrenarse por todo lo alto: Dos horas de concierto como cabezas de cartel de la primera velada de Tuska Open Air 2016.

Además del citado Sammet, hasta otros siete cantantes se sumaban a la fiesta (Ronnie Atkins, Jørn Lande, Mikael Kiske, Bob Catley, Eric Martin, Herbie Langhans y Amanda Somerville) haciendo las delicias de los fans del metal melódico y celebrando Ghostlights, lo mas nuevo de un proyecto paralelo que ahora parece haberse comido completamente a Edguy. Después de 14 temas todas las estrellas de Sammet saltaban al escenario para cerrar con "Sign of the Cross / The Seven Angels" en un concierto en el que Kiske y Lande brillaron con luz propia. La primera jornada había finalizado pero aún quedaba mucho fin de semana por delante.

Mañana, la segunda entrega.