12 de junio de 2016

Crítica: RAGE - The Devil Strikes Again

No estamos muy seguros de que sea el regreso del diablo pero lo que demuestra The Devil Strikes Again es que RAGE están de vuelta, y además que el parón de 4 años les ha sentado muy pero que muy bien.


El decimosegundo disco de la banda (si contaos el debut Prayers of Steel del 85 que se editó bajo el nombre de Avenger y nos olvidamos de LMO con la Lingua Mortis Orchestra) cambia la formación del trio y deja fuera a Victor Smolski, que llevaba tiempo siendo el guitarrista del proyecto. Sustituyéndole tenemos a Marcos Rodríguez, lo que desemboca en una pérdida de virtuosísmo aunque su trabajo es completamente correcto, más centrado en las estructuras neoclásicas que en las impresionantes demostraciones que hacía el ruso.


En The Devil Strikes Again volvemos a encontrar a los Rage de siempre, con 10 temas pegadizos que incluyen una mezcla muy potable de heavy y speed. Peter "Peavy" Wagner se las monta para que volvamos a corear y repetir una y otra vez en nuestra cabeza estribillos como los de "My Way" o "Back on Track" o "The Final Curtain" aunque casi todos los temas valen como ejemplo.

3.5/5

Un sonido menos arriesgado (aunque 21 tampoco lo era) y más neoclásico y duro en el que dejamos casi del todo el progresivo visto en la época Soundchaser y en el que se evoca a nivel lírico la trayectoria de la banda. Que Peavy haya vuelto a replantearse el que a sido su proyecto desde hace ya 32 años puede que no sea algo que vaya a cambiar la historia del heavy metal, pero la verdad es que es una gozada lo bien que compone el aleman. Asi que si quereis viajar algunos años atrás, dadle unos cuantos spins porque vale la pena.

No hay comentarios:

Publicar un comentario