10 de febrero de 2016

Crítica: Amoral - In Sequence

Extraño. Después de múltiples spins, nos aventuramos a escribir una crítica de lo nuevo de Amoral, In Sequence, un trabajo que no sólo recupera a su cantente original sino que lo añade como tercer guitarrista y conforma una banda de seis con dos frontman diferentes.


Decrowning (2005) o Reptile Ride (2007) son dos grandes obras del metal melódico finés y dos trabajos que podrían tacharse de ser bastante técnicos, por eso algunos quemaban sus camisetas de Got Reptile? al escuchar “The Year of the Suckerpunch”, un sencillo inesperado en toda regla. El nuevo protagonista era Ari Koivunen, ganador del Idols finlandés, que cambiaba las asombrosas guturales de Niko Kalliojärvi por las voces limpias de un quinceañero. El corazón de muchos finlandeses se partía en dos.

Tres LPs después marcan el inevitable regreso de Niko Kalliojärvi, convertido ya en un competente guitarrista pero nunca olvidado por su papel como antiguo vocalista de la banda, y el inicio de una nueva etapa no marcada por los cambios de formación sino por un estilo: In Sequence es un disco de metal progresivo con mínimas reminiscencias a trabajos anteriores.


De hecho esas reminiscencias se limitan a alguna de las pinceladas del trabajo anterior, Fallen Leaves & Dead Sparrows (2014), que ya incluía toques progresivos. Niko no sustituye a Ari, sino que lo complementa con las voces para las que éste llegaba demasiado forzado y trata de impregnar algo de los antiguos Amoral. Las voces de Kalliojärvi siempre son un win pero Amoral ya no es una banda que golpee con sus directas canciones, y es que prácticamente cada pista en In Sequence es una composición de ideas complejas que parecen haber sido obtenidas de bandas como Opeth.


Efectivamente, “The Betrayal” y “Sounds of Home” suenan a “The Lotus Eater” y a “Weakness” respectivamente, aderezadas con un sonido del drumkit más propio de Tool y adornadas con efectos. (Aquí las pruebas: Opeth - The Lotus Eater / Amoral - The Betrayal y Opeth - Weakness / Amoral - Sounds of Home) Esto por una parte sorprende y por otra decepciona. Lo que el oyente de Amoral busca no está ahí. Eso no quiere decir que la banda no pueda evolucionar de nuevo e incluso cambiarse de estilo, no sería la primera vez, aunque esta vez parece incluso más obvio que cuando dejaron el death y se pasaron al power.

Volviendo a las voces, Ari hace un buen trabajo por lo pegajoso de sus lineas, aunque de esto tal vez debamos culpar a Ben Varon, compositor y liricista además de guitarra. No obstante esas voces limpias ya no suena tan frescas como cuando Ari salió de Idols, y la voz ha cambiado tanto que no podemos evitar dudar de sus cualidades. “The Next One to Go” por ejemplo, aunque pegadiza, parece haber sido grabada en una sesión distinta a la del resto, un día en el que le faltaba inspiración.

2.5/5

Las ideas de In Sequence son complejas y parecen no estar pulidas, y en los nuevos Amoral ya no hay vertiginosos y técnicos armónicos que enganchen desde la primera escucha. No estamos ante un disco fácil de digerir aunque desde luego tiene algo interesante. Con cada una de ellas nos hemos quedamos descolocados y hemos vuelto a darle al play. ¿Es bueno? ¿Es malo? Falta pegada y definición.

No hay comentarios:

Publicar un comentario