29 de febrero de 2016

Lanzamientos destacados marzo y abril 2016

El tiempo pasa volando y ya estamos bien entrados en 2016, un año que ha empezado genial para la música más dura. A continuación listamos algunos de los lanzamientos destacados para marzo y abril, es decir, lo mejor del metal que está por venir.

Lanzamientos destacados marzo 2016


Church of Misery

  • Church of Misery - And Then There Were None (4 de marzo)
  • Miasmal - Tides of Omniscience (4 de marzo)
  • Diamond Head - Diamond Head (11 de marzo)
  • Killswitch Engage - Incarnate (11 de marzo)
  • Obsidian Kingdom - A Year with No Summer (11 de marzo)
  • Blaze Bayley - Infinite Entanglement (18 de marzo)
  • Circus Maximus - Havoc (18 de marzo)
  • Rotten Sound - Abuse to Suffer (18 de marzo)
  • Spiritual Beggars - Sunrise to Sundown (18 de marzo)
  • Stam1na - Elokuutio (18 de marzo)
  • Wormed - Krighsu (18 de marzo)
  • Amon Amarth - Jomsviking (25 de marzo)
  • Caliban - Gravity (25 de marzo)
  • Metal Church - XI (25 de marzo)

Lanzamientos destacados abril 2016


Moonsorrow 2016

  • Moonsorrow - Jumalten aika (1 de abril)
  • Thunderstone - Apocalypse Again (1 de abril)
  • Ihsahn - Arktis. (8 de abril)
  • Zakk Wylde - Book of Shadows II (8 de abril)
  • Crematory - Monument (15 de abril)
  • Aborted - Retrogore (22 de abril)
  • Haken - Affinity (29 abril)

17 de febrero de 2016

Vektor, detalles de "Terminal Redux"

Terminal Redux es el nombre de lo nuevo de Vektor, un tercer LP que llega 5 años después y que tiene el listón muy alto. Editado por Earache Records, verá la luz en mayo, y contará con 10 canciones cuyos temas volverán a girar en torno a la ciencia ficción.

Vektor - Terminal Redux

Y es que no podía ser de otra forma. Black Future (2009) y Outer Isolation (2011) tuvieron una excelente acogida, y todo apunta a que Terminal Redux volverá a dar con la fórmula: La banda ha esperado cinco años, y además no ha alterado su formación, por lo que David DiSanto, Erik Nelson, Blake Anderson y Frank Chin firmarán juntos su tercer trabajo.


El primer sencillo, "Ultimate Artificer", lleva un tiempo circulando por la red, y ahora se publica la portada de lo nuevo de los prog-thrashers, que luce como podéis ver arriba. Os dejamos con la tracklist, que cuenta con nada mas y nada menos que 10 nuevos temas.

Vektor - Terminal Redux


01. "Charging the Void"
02. "Cygnus Terminal"
03. "LCD (Liquid Crystal Disease)"
04. "Mountains Above the Sun"
05. "Ultimate Artificer"
06. "Pteropticon"
07. "Psychotropia"
08. "Pillars of Sand"
09. "Collapse"
10. "Recharging the Void"

Fecha de lanzamiento: Viernes 6 de mayo de 2016
Etiqueta: Earache Records
En Spotify: Black Future (2009), Outer Isolation (2011)

10 de febrero de 2016

Crítica: Amoral - In Sequence

Extraño. Después de múltiples spins, nos aventuramos a escribir una crítica de lo nuevo de Amoral, In Sequence, un trabajo que no sólo recupera a su cantente original sino que lo añade como tercer guitarrista y conforma una banda de seis con dos frontman diferentes.


Decrowning (2005) o Reptile Ride (2007) son dos grandes obras del metal melódico finés y dos trabajos que podrían tacharse de ser bastante técnicos, por eso algunos quemaban sus camisetas de Got Reptile? al escuchar “The Year of the Suckerpunch”, un sencillo inesperado en toda regla. El nuevo protagonista era Ari Koivunen, ganador del Idols finlandés, que cambiaba las asombrosas guturales de Niko Kalliojärvi por las voces limpias de un quinceañero. El corazón de muchos finlandeses se partía en dos.

Tres LPs después marcan el inevitable regreso de Niko Kalliojärvi, convertido ya en un competente guitarrista pero nunca olvidado por su papel como antiguo vocalista de la banda, y el inicio de una nueva etapa no marcada por los cambios de formación sino por un estilo: In Sequence es un disco de metal progresivo con mínimas reminiscencias a trabajos anteriores.


De hecho esas reminiscencias se limitan a alguna de las pinceladas del trabajo anterior, Fallen Leaves & Dead Sparrows (2014), que ya incluía toques progresivos. Niko no sustituye a Ari, sino que lo complementa con las voces para las que éste llegaba demasiado forzado y trata de impregnar algo de los antiguos Amoral. Las voces de Kalliojärvi siempre son un win pero Amoral ya no es una banda que golpee con sus directas canciones, y es que prácticamente cada pista en In Sequence es una composición de ideas complejas que parecen haber sido obtenidas de bandas como Opeth.


Efectivamente, “The Betrayal” y “Sounds of Home” suenan a “The Lotus Eater” y a “Weakness” respectivamente, aderezadas con un sonido del drumkit más propio de Tool y adornadas con efectos. (Aquí las pruebas: Opeth - The Lotus Eater / Amoral - The Betrayal y Opeth - Weakness / Amoral - Sounds of Home) Esto por una parte sorprende y por otra decepciona. Lo que el oyente de Amoral busca no está ahí. Eso no quiere decir que la banda no pueda evolucionar de nuevo e incluso cambiarse de estilo, no sería la primera vez, aunque esta vez parece incluso más obvio que cuando dejaron el death y se pasaron al power.

Volviendo a las voces, Ari hace un buen trabajo por lo pegajoso de sus lineas, aunque de esto tal vez debamos culpar a Ben Varon, compositor y liricista además de guitarra. No obstante esas voces limpias ya no suena tan frescas como cuando Ari salió de Idols, y la voz ha cambiado tanto que no podemos evitar dudar de sus cualidades. “The Next One to Go” por ejemplo, aunque pegadiza, parece haber sido grabada en una sesión distinta a la del resto, un día en el que le faltaba inspiración.

2.5/5

Las ideas de In Sequence son complejas y parecen no estar pulidas, y en los nuevos Amoral ya no hay vertiginosos y técnicos armónicos que enganchen desde la primera escucha. No estamos ante un disco fácil de digerir aunque desde luego tiene algo interesante. Con cada una de ellas nos hemos quedamos descolocados y hemos vuelto a darle al play. ¿Es bueno? ¿Es malo? Falta pegada y definición.

8 de febrero de 2016

Crítica: Lost Society - Braindead

Lost Society atacan de nuevo. Fast Loud Death, su primer álbum, vio la luz en 2013, y desde entonces estos jovencísimos finlandeses se han metido a la crítica de su país en el bolsillo y han tocado en los eventos más grandes de Suomi, ganándose también el favor de grupos clásicos. Por supuesto, todo eso no podía quedarse allí y tan sólo dos años después de Terror Hungry (2014) contraatacan con Braindead, una propuesta más seria y mucho más trabajada.

Lost Society - Braindead

El dúo Samy Elbanna (también cantante) / Arttu Lesonen hace un excelente trabajo a la guitarra, ya no sólo a nivel rítmico y de riffage -la base del thrash- sino a nivel solista, y es que sus mano a mano recuerdan al duo finés Roope / Jiri de los míticos STONE. Salvando las distancias, y teniendo en cuenta que son una de sus influencias, estamos ante dos bandas muy similares. Lost Society no inventan la rueda, simplemente ofrecen lo mejor del thrash en unas canciones vertiginosas a las que ahora se añade un toque groove y rockero que es tal vez lo que le faltaba a Terror Hungry (2014, Nuclear Blast). "I Am the Antidote", primer sencillo, es también el primer ejemplo.


¿Un medio tiempo abriendo un disco de Lost Society? "I Am the Antidote" es un tema groove con unos leads y una técnica que sorprenden. La canción engancha desde el principio, y con apenas una escucha querrás activar el repeat, aunque os adelantamos que el LP es tan redondo que corréis el riesgo de escucharlo varias veces seguidas.

Un thrash más enfocado al heavy metal tradicional y al rock sureño se nota en la mayoría de canciones, incluyendo una versión del "P.S.T. 88" de Pantera y un completo rework de "Terror Hungry", ahora en versión californiana, que aunque escuchemos junto al tema que da nombre al segundo disco lo lograremos distinguir. Y también es áltamente adictiva. Antes de llegar ahí hemos tenido que pasar por “Riot”, uno de los mejores temas del disco con partes demenciales que recuerdan a Rage Against the Machine, “Mad Torture”, donde se nota más la influencia de Children of Bodom, o los dos temas Lost Society del trabajo, “Rage Me Up” y “Hangover Activator”.

4/5

En resumen, un festival de thrash y groove con temas para todos los gustos, una composición más trabajada y variada, y la confirmación definitiva de que Lost Society no son tan sólo un copy-cat, y que con apenas 20 años son uno de los nuevos grupos finlandeses ya no a tener en cuenta, sino a seguir muy de cerca.