11 de octubre de 2015

Crónica: Annihilator en Madrid (Sala But, 10 de octubre de 2015)

Tras el concierto de su última gira no queríamos perdernos a Annihilator y en la para del Europe in the Blood Tour 2015 en Madrid, y es que Jeff Waters es un ejemplo de profesionalidad y entrega sobre el escenario, algo que volvió a demostrar ayer en la sala But -el Ochoymedio-.


La organización de Madness Live! volvió a ser destacable. Nada de retrasos, las bandas empezaban con puntualidad británica y todo salía a pedir de boca, salvo el orden de las bandas que se había dado, y es que Harlott (Australia) abrían la tarde en lugar de Archer (USA), que hacían de teloneros. Respecto al sonido, ahora entramos en detalle, aunque parece que uno de los bafles izquieros estaba cascado, produciendo mucha distorsión cuando el volumen era alto. Una pena. Por lo demás la sala demuestra que, pese a ser pequeña y estar pensada más para el clubbing, tiene una buena acústica y es apta para conciertos.

Harlott



¡Sorpresa! Ese grupo que había tocando cuando entramos -pasadas las 19.30- no podía ser otro que Harlott. Se supone que los australianos iban a tocar inmediatamente antes que Annihilator, pero por motivos desconocidos se adelantaban. La banda, con apenas dos trabajos, puede definirse como 100% thrash metal y con un sonido muy orientado al de Slayer. De hecho Andrew Hudson (voz, guitarra) tiene un estilo muy similar al de Araya y las estructuras y solos son parecidos (guardando distancias, claro) a los de Hanneman. Como prueba, "None", uno de los temas de su corto setlist, o "Means To An End", con el que cerraban. Mucha energía en el escenario aunque el sonido era tan alto que en ocasiones era difícil distinguir las diferentes partes.

Archer



Archer es un grupo californiano que también cuenta con dos trabajos pese a haber estado presentes en el mundillo musical desde la década pasada. Nueve años de diferencia entre su debut y Culling the Weak, recién lanzado y con el que vuelven a intentarlo ni más ni menos que girando con la leyenda viva que son Annihilator. Archer tal vez habrían pegado más como el tercer grupo ya que su estilo se puede definir como un heavy metal más rockero con algún despunte thrash. No destacan a ningún nivel salvo precisamente esa mezcla con un rock má blusero, la pena es que apenas se aprecia y cuando empieza a funcionar desaparece. Sabiendo las bandas con las que le las veían, decidieron optar por lo fácil y meterse en el bolsillo a la gente con una versión algo desrevolucionada del mejor tema que han hecho Megadeth hasta la fecha: Tornado of Souls. El sonido algo mejor ya que el volumen no estaba tan petado.

Annihilator



Disco nuevo, banda nueva. Como dijimos en la crítica de Suicide Society, ya nos habíamos acostumbrado a las voces de Dave Padden, aunque la vuelta de Waters a las voces es un win en toda regla. Preguntándonos si podría hacerse con micro y guitarra sin problemas en el escenario nos encontramos con un primer trallazo, "King of the Kill", que acabó con nuestras dudas. Desde el primerísimo tema Waters saltaba con su Annihilation-V acompañado por una banda que quedaba en un segundo plano ante los punteos, voces y movimiento del frontman de ya casi 50 años. El sonido del canadiense en general (voces y guitarra) estaba por los suelos pero terminando "Snap", un segundo tema y la "balada" de su nueva propuesta, ya destacaba también en decibelios.

Los últimos LPs y en especial Suicide Society no estan nada mal, pero el setlist de la noche volvió a estar dedicado a los clásicos, y es que después de "Suicide Society" y "No Way Out" comenzaba un festival de una docena de temas entre los que estaban los míticos "Set the World on Fire", "W.T.Y.D.", "Refresh the Demon" y por supuesto "Never, Neverland". Es increible que Waters no sólo pueda clavar cada lick, punteo o incluso coger sus propios solos y calcarlos o incluso mejorarlos, especialmente si hay tapping. Todo esto y además proveér unas competentes voces y agrader casi canción por canción que viejos y nuevos fans conozcan canciones y letras. "Phantasmagoria" y "Alison Hell" se levaron la mayor energía de un público que incluso formaba un circle pit y levantaba a alguna que otra persona sobre las cabezas de la gente, y eso que la sala no estaba llena, aunque sí que había bastante gente.


Tras el citado "Alison Hell" las cosas se calmaban un poco con Waters interpretando su propia canción infantil "Chicken and Corn" y después un medley de "Kraf Dinner", "21" y "Reduced to Ash" que nos recordaba que tal vez sean demasiados los temazos de Annihilator como para disfrutarlos todos en una noche. Después de más de hora y media de concierto descargábamos los últimos cartuchos con la thrashera "Human Insecticide", saliendo del Ochoymedio con los oídos zumbando y satisfechos con el bolo de Jeff Waters y Annihilator.

Os dejamos el setlist en forma de playlist de Spotify para rememorar el concierto (o para que os muráis de envídia con lo que os perdísteis).

No hay comentarios:

Publicar un comentario