23 de septiembre de 2015

Reseña: Children of Bodom - I Worship Chaos

Con algunos de los temas más potentes de la discografía, I Worship Chaos es un LP variado y completo que cumple en todas sus pistas, las cuales vuelven a contar con partes bien diferenciadas y vuelven a dotar a un CD de Children of Bodom de un cierto toque neoclásico. Los solos de teclado y sobre todo de guitarra nos recuerdan lo virtuosos que son Alexi Laiho y Janne Wirman y lo buen compositor que es el primero cuando quiere. La mezcla de estilos que ellos inventaron -death melódico, thrash, power, black...- vuelve a brillar con fuerza en el que sin duda será uno de los álbumes de 2015.

Children of Bodom - I Worship Chaos

I Worship Chaos es el primer álbum fresco y con pegada que la banda ha lanzado en mucho tiempo. Ni acusa falta de ideas o se hace pesado (Blooddrunk, 2008), ni fuerza las referencias a los primeros trabajos (Halo of Blood, 2013), ni se aleja demasiado de los mismos (Are You Dead Yet?, 2005).

Siempre sonando 100% Bodom, el LP tiene pistas realmente pegadizas como "Morrigan" o "Suicide Bomber", temas increíblemente potentes y agresivos como "My Bodom (I am The Only One)" -¡con riffs glameros y sleaze!- o "Horns" -¡con blastbeats!-, temas más calmados.... De hecho, dos de las mayores sorpresas son "Prayer For The Afflicted" y "All For Nothing", temas lentos que no caen la monotonía debido a lo trabajado de sus solos y a las líneas melódicas. De hecho la última es seguramente la canción más dispar que Children of Bodom han compuesto nunca y también la que más solos contiene. Lo que la diferencia es que en lugar de ser solos desconectados son solos que hablan entre ellos y se complementan. Ideal para cerrar el disco junto con "Widdershins", que podría resumirlo por su potencia y frescura.


Respecto a producción de Mikko Karmila, habitual de la banda, nunca un disco de Children of Bodom sonó tan bién. Destacan las partes de guitarra -todas grabadas por Alexi Laiho tras la salida de Roope Latvala de la banda-, en especial los solos y riffs rockeros añadidos al repertorio. Los leads de teclado son más agresivos y poco convencionales, y junto al sonido claro y contundente de los instrumentos volvemos a sentir la fría atmósfera que daban los synths a Follow the Reaper (2000), completando el que seguramente es el mejor trabajo de la banda desde el mismo.

4.5 / 5

No estuvo bien puntuar Halo of Blood con la misma nota que I Worship Chaos. La mayoría de la crítica -incluidos nosotros- alavó la vuelta al sonido de anteriores trabajos, y de hecho el LP tiene grandes canciones y es un buen disco, pero no suena tan natural ni en harmonía como lo hace esta nueva propuesta. I Worship Chaos debería ganarse de nuevo a unos fans que han visto como su banda favorita entraba en estudio y lanzaba buenos trabajos pero parecía no esforzarse lo suficiente en las composiciones. Afortunadamente parece que esto ha cambiado, y es que por mucho que se sobresaturara la escena a principios de siglo, Children of Bodom sólo hay unos, como parece recordar "My Bodom (I am The Only One)".

Children of Bodom - I Worship Chaos


01. "I Hurt"
02. "My Bodom (I am The Only One)"
03. "Morrigan"
04. "Horns"
05. "Prayer For The Afflicted"
06. "I Worship Chaos"
07. "Hold Your Tongue"
08. "Suicide Bomber"
09. "All For Nothing"
10. "Widdershins"

Fecha de lanzamiento: Viernes 2 de octubre de 2015
Etiqueta: Nuclear Blast
En Spotify: Halo of Blood (2013), Relentless Reckless Forever (2011), Blooddrunk (2008)

No hay comentarios:

Publicar un comentario