26 de mayo de 2014

Reseña: Arch Enemy - War Eternal

Hace unos meses Arch Enemy sorprendían a medio mundo anunciando la salida de su vocalista Angela Gossow y su sustitución por Alissa White-Gluz (ex-The Agonist) en una inteligente jugada de márketing que ha hecho que los principales medios se centren en War Eternal, el nuevo LP de los suecos. Desde entonces ha pasado a ser uno de los discos más esperados de 2014, y a esta fecha quedan apenas unas semanas para su salida, aunque nosotros ya lo hemos escuchado.


Una introducción de un minuto desemboca en un "Never Forgive, Never Forget" que pone toda la carne en el asador y sorprende por varias cosas. Primero, por lo directo de un tema que combina blast beats con una rítmica machacona. Segundo, una estructura y sonido neoclásico que nos hace dudar de si esto es Arch Enemy. Muy apropiadamente, los solos de Amott inyectan el sonido clásico de la banda y nos preparan para 45 frenéticos minutos de LP.

La ya conocida title track, "War Eternal" es un excelente primer sencillo: Sonido púramente Arch Enemy, unas voces donde la nueva vocalista parece tratar de imitar a su predecesora y unas líricas y estructuras realmente pegadizas. El segundo tema ya conocido, "As the Pages Burn" tiene un sonido marcadamente más duro aderezado por guitarras limpias que podrían salir de la nueva etapa de In Flames. De nuevo, y como en casi todo el disco, los estribillos han sido diseñados para quedarse pegados. Sweet amnesia... Here to free you.... La pega, valga la redundancia, es el fundido para finalizar la canción.

"No More Regrets" es el tema más neoclásico y melódico del tema y de Arch Enemy. Batería y guitarreo a medias entre el melodeath y el power metal al más puro estilo Children of Bodom. En casi todos los temas se exhibe el poderío de Michael Amott a la guitarra pero en este tiene aún más protagonísmo.


Por si tuvieramos poco el disco, hasta ahora imparable en ritmo salvo tal vez por la más lenta y orquestada "You Will Know My Name", parece arrancar de nuevo con "Graveyard of Dreams", un interludio acústico que recuerda a "Snow Bound" (Wages of Sin, 2001) o incluso a "Time Capsule" (Black Earth, 1996). Tres epocas diferenciadas, con una tercera que empieza con Arch Enemy volviendo a lo grande y combinando lo mejor de dos décadas de death melódico.

Y eso es "Stolen Life". Riffs marca Amott, unas voces que funcionan pese a abusar por momentos de demasiado efecto -en ocasiones inteligentemente- y un tempo marcado por la velocidad de la rítmica. Con "On and On" recuperamos la misma fórmula aunque junto con "Time is Black" se vuelven a apreciar los sutiles flirteos con el power metal o al menos con su atmósfera. Junto a la orquestación se trata de uno de los nuevos elementos de Arch Enemy.

"Avalanche", con un sonido más homogéneo, "Down to Nothing" más duro y con unas voces rozando el brutal death, y "Not Long for this World", otro instrumental, cierran el disco pegando menos pero siendo igualmente interesantes por dichas peculiaridades.

4/5

La tercera etapa de Arch Enemy no podría empezar mejor. Un sonido fresco que conserva todos los elementos de la etapa anterior, con ideas de los primeros trabajos y unas canciones pegadizas que pueden funcionar bien comercialmente sin defraudar a los fans del metal melódico que los suecos practican.

Arch Enemy - War Eternal


Arch Enemy - War Eternal

01. "Tempore Nihil Sanat (Prelude in F minor)"
02. "Never Forgive, Never Forget"
03. "War Eternal"
04. "As The Pages Burn"
05. "No More Regrets"
06. "You Will Know My Name"
07. "Graveyard Of Dreams"
08. "Stolen Life"
09. "Time Is Black"
10. "On And On"
11. "Avalanche"
12. "Down To Nothing"
13. "Not Long For This World"

Fecha de lanzamiento: Lunes 9 de junio de 2014
Etiqueta: Century Media
En Spotify: Khaos Legions (2011), Rise of the Tyrant (2007)

No hay comentarios:

Publicar un comentario