25 de octubre de 2013

Crónica: Volbeat + Iced Earth en La Riviera (Madrid)

A pesar de su brevedad, la apertura de Iced Earth tuvo bastantes momentos a destacar. Primero, que lograron crear suficiente animación aunque la mayoría de asistentes estuvieran allí por Volbeat. Segundo, que el nuevo trabajo promete, y que su nuevo vocalista Stu Block parece combinar lo mejor del cantante de Iced Earth por excelencia, Matt Barlow, y el gran Ripper Owens. Es increible que la banda suene tan bien a pesar de tener tres miembros tan nuevos, aunque hemos de decir que La Riviera tuvo una de esas buenas noches en cuanto al sonido se refiere. El setlist se compuso de algún que otro tema nuevo pero también de clásicos como "My Own Saviour" o "Watching Over Me".

Volbeat en Madrid (La Riviera)

Antes de terminar una pequeña sorpresa de la que hablamos en el siguiente parrafo. Resumiendo, un pequeño aperitivo de lo que Jon Schaffer y su banda nos ofrecerán en enero presentando Plagues of Babylon en Madrid y Barcelona, esta vez sí, como cabezas de cartel en su propia gira.

Volbeat, o al menos su pieza central, Michael Poulsen, saltaba al escenario antes de lo previsto para interpretar la parte final de "Iced Earth", tema homónimo de la banda telonera. Como decíamos antes, la animación de su concierto estuvo muy bien pero su punto máximo fue precisamente la aparición de Poulsen, algo que anunciaba el éxito que Volbeat iban a alcanzar durante la siguiente hora y media. El punto de partida, "Hallelujah Goat" y "Guitar Gangsters & Cadillac Blood", con apenas un par de palabras entre tema y tema que bastaron para apreciar el buen sentido del humor del frontman de la noche, Mr. Michael Poulsen: Imitar a Elvis, Lemmy, Halford o Dio, vestir una camiseta de uno de los asistentes, bajar media botella de Jack Daniels o interpretar un tema death metal de menos de un segundo demuestran que el danés y sus compañeros disfrutan con su trabajo. Pero vayamos por partes.

Al igual que con Iced Earth, el sonido superó el notable. Tal vez el volumen de las voces estaba un poco por encima de lo que debía, pero hay que reconocer que uno de los atractivos de Volbeat es la voz, a medio camino entre James Hetfield de Metallica y el propio Elvis Presley. Con eso juegan los daneses, con unas canciones realmente pegadizas -basta escucharlas una vez para quedarse con la sensación de conocerlas de toda la vida- que alternan voz rockabilly con tonos más forzados y guitarreos que parecen sacados de ...and Justice for All o South of Heaven. Para comprobar lo primero, basta escuchar "Radio Girl", "Pearl Heart" o "Still Counting", lo segundo con "The Hangman's Bodycount" o "Pool of Booze, Booze, Booza". Y sí, Michael también tuvo tiempo de homenajear a Jeff Hanneman de Slayer con su shred y afinación en "Doc Holiday" y con la camiseta que vistió durante los últimos temas del concierto. Chapó para la actuación de Rob Caggiano, ex de Anthrax y un virtuoso de la guitarra en toda regla.

El encore tampoco fue tradicional. En lugar de salir y volver a entrar, la banda deleitó a los asistentes con una jam que incluyó fragmentos de temas para todos los gustos, con especial mención al "Ace of Spades" de Motörhead, al "Heaven and Hell" de Black Sabbath / Dio y al "Breaking the Law" de Judas Priest con la camiseta prestada de la que hablábamos al principio. La respuesta de la gente fue sobresaliente, y los que empezaron el bolo detrás acabaron delante y viceversa. Durante temas como "16 Dollars" era prácticamente imposible quedarse quieto, con gente moviéndose por todos lados siempre de forma animada y sin ningún incidente, eso sí.

Volbeat es una de las bandas del momento, y no hay que preguntarse por qué. Temas originales, un estilo diferente al de todos los demás, unos miembros que saben componer además de tocar, que están siempre en conexión con el público y que además son capaces de llenar la sala grande de la capital un miércoles a un precio nada barato. Viva el rockabilly. Digo el metal. Bueno, ¿qué más da? No dejéis de ver, escuchar la setlist completa y revivir el concierto en la playlist de Spotify que hemos preparado para la ocasión:

No hay comentarios:

Publicar un comentario