11 de septiembre de 2013

Reseña: Cult of Luna - Vertikal II

Con nueve laberínticas canciones en las que perderse y por las que pasar una y otra vez buscando desesperadamente la salida o el acceso a otros mundos menos grises y viciados, Vertikal de Cult of Luna es una obra de tal magnitud que sienta precedente en el mundo del metal.extremo, post.metal y metal moderno en general. Visto desde un nivel superior, Vertikal es el rascacielos más alto de 2013, con una vertikalidad que corona la lista de mejores trabajos del año y que ahora se completa añadiendo un piso más que contiene la puerta a esa salida de la que hablábamos: Vertikal II.

Cult of Luna - Vertikal II

Vertikal II continúa un concepto centrado en el clásico de Fritz Lang Metropolis y sigue la estructura gris, repetitiva y lineal repleta de efectos industriales futuristas del original. Se trata de material completamente nuevo y una remezcla que fue pensado a la par que el álbum y que, suponemos, fue descartado en primera instancia pero que según los suecos siempre tuvieron intención de lanzar.

¿Merecen la pena los 36 minutos de duración de ésta versión del director?

"Oro" abre de forma muy similar a como lo hace Vertikal, aunque también más comedida: Efectos que retumban envueltos por voces limpias que también reverberan en nuestros oídos. Pese a seguir en la ciudad, el subir al último piso del edificio parece aportarnos algo de aire, con una canción mucho menos oscura en la que incluso vislumbramos la claridad de los rayos del Sol. De eso trata esta expansión, aunque no podemos descuidarnos. Bajo nuestros piés hay un coloso que amenaza con volver a atraparnos.


Padeciendo el vértigo y la asfíxia damos un paso más para perseguir la luz con "Light Chaser", que suena mucho más a pista ambiental y que por momentos se torna hacía la claridad. Si algo lo impide son las guturales de Johannes Persson. No hay vuelta atrás, para escapar debemos subir corriendo a los niveles más altos de la metrópolis que es en realidad un océano en el que estamos sumergidos ahogándonos. Efectivamente, una metrópolis como la de Metropolis pero también como la del Los Ángeles y San Francisco en Blade Runner y ¿Sueñan los Androides con Ovejas Eléctricas? o la Ciudad 17 y sus gemelas en Half-Life.

La distopsia culmina en "Shun the Mask", el tema más largo de los tres. Los efectos y las ideas siguen la tónica de Vertikal pero están claramente diferenciadas. Es la misma idea revisitada y evolucionada, una secuela que no cae en la repetición sino que aporta algo más a la historia. Un final alternativo o un segundo final tal vez no tan oscuro como pintaba o sí pero menos asfixiante al saber que hay algo más. Que nos guste tanto como el original queda en nuestro subconsciente.

El remix de "Vicarious Redemption" queda en mera anécdota aunque podemos ver por qué ha sido incluido. Justin Broadrick (Godflesh) aporta un extra a los extras que en realidad se tornan en una canción y un enfoque completamente diferentes.

4/5

Vertical II es el punto final de un trabajo excelente que queda completado y que cierra una etapa para Cult of Luna iniciada hace años. Ahora la banda dice que es momento de dejar ese laberinto urbano para centrarse en el vacío que hay sobre ella, algo que será dificil aunque ya se intuye en los tres temas adicionales que quedan entre ambos mundos. La inmensidad sobre la urbe se funde con el gris futurista de la misma y hace que nos de igual que Cult of Luna tarden otros 5 años en sacar nuevo trabajo: Vertikal y Vertikal II están pensados para perdernos en ellos durante un tiempo indefinido, estando este último pensado para los que les gusta ver la luz al final del tunel.

Cult of Luna - Vertikal II


01. "Oro"
02. "Light Chaser"
03. "Shun the Mask"
04. "Vicarious Redemption" (Justin K. Broadrick Remix)

Fecha de lanzamiento: Viernes 20 de septiembre de 2013
Etiqueta: Indie Recordings
Canciones destacadas: "Light Chaser", "Shun the Mask"
En Spotify: Vertikal (2013)

No hay comentarios:

Publicar un comentario